Violencia de género Una víctima más en la provincia.

Prisión sin fianza para el hombre que mató a su mujer en El Puerto

  • El detenido pasó la noche en Comisaría en estado de shock y no pudo ser interrogado hasta la mañana de ayer · La Policía Nacional lo mantuvo constantemente vigilado para evitar un posible suicidio

Comentarios 10

José Luis García Rodríguez, el hombre de 56 años de edad que el pasado martes mató a su mujer tras asestarle varias puñaladas en un establecimiento comercial de la céntrica calle San Juan, en El Puerto de Santa María, ingresaba ayer en prisión sin fianza y con cargos de homicidio tras haber estado declarando durante varias horas en los juzgados portuenses. Allí llegaba sobre las once de la mañana, tras haber pasado la noche en la Comisaría de El Puerto donde permaneció con constante vigilancia por parte de los agentes que lo custodiaban, para evitar un posible suicidio, como ya ocurriera hace unos meses con otro acusado de matar a su pareja, la venezolana Betsabé Allaín Robles, tras haber aparecido el cuerpo de la mujer en el interior de una maleta en un pinar de Puerto Real. El hombre fue trasladado a Comisaría en la tarde de ayer -el suceso se producía poco antes de las tres de la tarde y el homicida fue reducido enseguida por varios comerciantes de la zona-. Sin embargo, el interrogatorio no pudo hacerse efectivo hasta la mañana de ayer, según indicaron fuentes de la propia Comisaría, ya que el hombre presentaba un gran estado de ansiedad. El hombre, empleado de la empresa Telefónica, tuvo que recibir incluso atención médica a lo largo de la noche y según señaló ayer en los juzgados su propio abogado, Julián de Benito, "no recuerda todo lo sucedido porque tiene lagunas mentales y lo mismo llora que habla con total normalidad", explicó. Según ha podido saber este periódico, durante la noche que pasó en Comisaría también mostró este mismo comportamiento, con momentos en los que lloraba y se tapaba la cara con las manos y otros de una mayor calma.

El abogado del acusado se mostró convencido de que la Fiscalía pedirá que se le juzgue por un cargo de asesinato.

Fuentes de la Comisaría portuense confirmaron que ni el hombre ni la víctima tenían denuncias previas por agresiones físicas, aunque la mujer tenía dictada una orden de alejamiento hacia su marido -del que estaba en trámites de separación- al parecer por una denuncia que presentó él por insultos y coacciones.

Ayer se practicaba también la autopsia al cadáver, que presentaba varias heridas de arma blanca -una navaja de grandes dimensiones- y cortes por todo el cuerpo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios