Primera satisfacción de la familia del jóven Manu en el proceso judicial

  • La plataforma celebra que se acuse de "asesinato" al supuesto autor del apuñalamiento mortal y de "encubridora" a una chica que "le ayudó a huir"

La plataforma que exige una resolución justa del caso de Manuel Jesús Romero Peralta, el joven sanluqueño de 22 años apuñalado mortalmente en un pinar de Chipiona el 5 de agosto de 2007, ha manifestado su "satisfacción" ante "una puerta que se ha abierto con un rayo de esperanza" en el proceso judicial.

Se refiere al resultado de la comparencia de J.M.C.D., el individuo de 20 años de la localidad sevillana de Dos Hermanas, apodado El Patas, en los juzgados de la ciudad el pasado viernes. La plataforma ha destacado que "esta vez no tuvo que prestar declaración, sino que fue informado de que se le acusa de un delito de asesinato, no de homicidio, lo que significa que a la condena que se enfrenta es mucho mayor, ya que el asesinato tiene la pena tipificada en 20 años de cárcel, pudiendo incrementarse a 25 años si quedan probadas conductas como la alevosía o el ensañamiento". En la actualidad, permanece en prisión preventiva.

Igualmente, ha subrayado una novedad en el caso que se produjo ese mismo día, pues también acudió al Palacio de Justicia la joven sanluqueña de 19 años, conocida como La Chuche, que, de acuerdo con la versión de la plataforma, "acompañó a El Patas en su huida a Dos Hermanas". Y es que "hasta ahora sólo había prestado declaración como testigo principal y en el juzgado se le informó que está acusada de encubridora del crimen, por lo que podría enfrentarse a una pena de hasta tres años de prisión, si es declarada culpable". Con respecto a esta chica, la plataforma ha agregado que "reconoció en su día que ayudó a huir a El Patas tras apuñalar a Manu y que se deshizo del arma poniendo como excusa un consumo desmedido de drogas".

Con todo y con eso, los familiares y amigos que integran Justicia para Manu aseveran que "todavía hay tres personas cómplices del asesinato que están en la calle, una de ellas en libertad con cargos", de la misma población sevillana. En palabras de la hermana del joven apuñalado, María José Romero Peralta, "hay todavía muchos cabos sueltos en la investigación y pruebas de laboratorio pendientes".

Por otro lado, la plataforma celebra que este caso "será sometido al veredicto de un jurado popular", por entender que "ciudadanos de a pie juzgarán lo sucedido con unas pruebas que hablan por sí solas". Admite que "todavía queda mucho camino por recorrer: su final llegará cuando todos los que colaboraron en el asesinato de Manu paguen por lo que hicieron".

Como cada día 5, Justicia para Manu organizó una protesta frente a los juzgados del municipio exhibiendo una pancarta y carteles; así como gritando, entre otros mensajes, "Justicia, ayúdanos, que es vuestro deber"; "Lo mataron con cinco puñaladas" y "La Justicia es nuestra esperanza".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios