Presentan en Tánger el proyecto de rehabilitación de la Gruta de Hércules

  • La Mancomunidad busca financiación para ejecutar el plan

El presidente de la Mancomunidad de municipios del Bajo Guadalquivir, Antonio Maestre, presentó en la sede de la Wilaya de Tánger el proyecto de intervención para la rehabilitación de la Gruta de Hércules y su entorno, acto que contó con la asistencia de una nutrida representación de la sociedad civil e institucional de la ciudad, encabezada por el cónsul general de España en esta ciudad marroquí, Tomás Solís, el secretario general de la Wilaya de Tánger, en representación del Wali de Tánger-Tetuán (delegado del Rey de Marruecos en la región) Mohamed Hassad, así como de la primera teniente de alcalde de Tánger, en nombre del alcalde de la ciudad, Derham Dahman.

El proyecto, denominado Huellas de Agua, es obra del equipo de arquitectos integrado por los reconocidos y vanguardistas arquitectos españoles Federico Wulff Barreiro y Francisco del Corral del Campo, del colegio de Granada, junto con el marroquí Mohamed Fikri Benabdallah, del Colegio de Arquitectos de Rabat, uno de los grandes referentes de la arquitectura de Marruecos que además realiza encargos directos de la propia Casa Real marroquí tales como la Mezquita Mayor y Museo del Arte de Fez o el estadio de fútbol de Casablanca y que en la actualidad trabaja en el proyecto de la futura fábrica de la Renault en Tánger.

Con el proyecto Huellas de Agua, la Mancomunidad pretende poner en valor turístico la Gruta de Hércules y su entorno, conjunto natural situado frente al océano Atlántico y al sur del cabo Espartel que constituye uno de los principales enclaves turísticos de Tánger.

En sus palabras, el presidente de la Mancomunidad destacó el significado del proyecto para el Bajo Guadalquivir ya que, aunque la leyenda que dice que "Hércules puso uno de sus pies en esta gruta para separar África de Europa, su rehabilitación tenderá un "puente" para volver a unir las dos orillas del Estrecho y que además afianzará aún más los vínculos de cooperación, amistad y unión entre el Bajo Guadalquivir y Tánger. A partir de ahora -señaló- tanto instituciones españolas como marroquíes debemos trabajar para conseguir la financiación necesaria que haga que este proyecto básico de intervención se plasme en un proyecto de ejecución y de obras que convierta la Gruta de Hércules en el gran símbolo turístico no sólo de Tánger, sino también de todo el Norte de Marruecos".

Antonio Maestre también se refirió en su alocución a la "experiencia amplia y consolidada trayectoria de la Mancomunidad, que este año conmemora su 20 aniversario, en la cooperación para el desarrollo con otros territorios, una cooperación que tiene como máximo exponente la amplia y consolidada trayectoria de trabajo conjunto que compartimos con el Norte de Marruecos". Además, el dirigente comarcal insistió en que "la Mancomunidad seguirá apostando por los proyectos de cooperación con la región de Tánger-Tetuán y el Norte de Marruecos con vistas al próximo marco comunitario 2007-2013, ya que estamos convencidos de que éste es el camino para contribuir al desarrollo de nuestros pueblos".

Por su parte, las autoridades de Tánger agradecieron la iniciativa de la Mancomunidad y coincidieron en subrayar la relevancia de la puesta en valor turístico de la Gruta de Hércules para la ciudad de Tánger.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios