La Policía vincula el homicidio del joven marroquí en Algeciras con asuntos de droga

  • Los investigadores sostienen que los dos detenidos por el crimen eran amigos del fallecido

La Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Comisaría de Algeciras hizo público ayer que el móvil del homicidio de Rachid M. A. B, alias Berry, en su vivienda de la barrio algecireño de El Saladillo el pasado lunes, podría situarse en una fuerte bronca entre los tres -las dos personas detenidas por ahora en relación con el crimen y el fallecido- motivada por alguna discrepancia acerca de alguna pequeña cantidad de droga.

Los detenidos son Tarek S. A., alias Teko, de 28 años, y Bilal M., de 18. La Policía considera que son los supuestos autores de la muerte violenta del joven magrebí de 22 años. Ambos se encuentran en calidad de imputados y han pasado a disposición judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios