El Poder Judicial archiva la queja de un abogado sobre la juez de Barbate

  • El CGPJ no ve irregularidad alguna en la instrucción de un asunto de narcotráfico

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha decidido archivar la queja presentada por un abogado sobre la instrucción de un asunto de tráfico de hachís que está realizando la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Barbate, Olga Cecilia Simón. El CGPJ estima, en contra de lo que sostiene el letrado, que en el procedimiento no se ha cometido irregularidad alguna susceptible de reproche disciplinario. La causa suma 48 imputados; más de treinta están en prisión preventiva.

El abogado que presentó la queja, que representa a uno de los imputados en la causa, afirmaba en su escrito, entre otras cuestiones, que no se le notificaban resoluciones judiciales, que no se expedían certificados solicitados y que desconocía si los escritos quedaban unidos a las actuaciones. La causa permanece secreta desde hace un año. El CGPJ considera que lo que subyace en la queja es una "total disconformidad" del abogado con el contenido de las resoluciones recaídas en el procedimiento y con la forma en que se está tramitando, algo que no tiene encaje en la vía disciplinaria.

La resolución del Poder Judicial que archiva la queja incluye el contenido de un informe de la juez que responde a las denuncias expresadas por el abogado. En él, la juez afirma que es "falso" que no se provean escritos y que, al contrario, todos los presentados son tramitados "con la mayor diligencia posible".

Lo único que pretende el abogado, sostiene la juez, es "que se levante el secreto del procedimiento". "Lo que no depende de la voluntad de él sino de la finalidad del secreto de las actuaciones", explica.

La queja al CGPJ fue presentada el pasado octubre. El abogado aportó una ampliación de la queja el pasado diciembre con un certificado de la Audiencia Provincial de Cádiz que acredita lo que denunciaba acerca de la no tramitación de recursos formalizados: que ese tribunal no había recibido recursos presentados hasta seis meses atrás en nombre del imputado A.P., al que representa el letrado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios