El Pleno pide que se elabore un informe sobre la revisión catastral

  • En el documento se refunden la mayoría de las reclamaciones que cuestionan los valores de los inmuebles

Comentarios 1

Todas las fuerzas políticas de la Corporación Municipal (IU, PSOE, PP y PA) adoptaron por unanimidad la adopción de criterios para la revisión catastral realizada en el municipio, después de la alarma social que han generado los numerosos errores producidos y el notable incremento de la valoración catastral que ha afectado a numerosos inmuebles. En la sesión se acordaba un documento conjunto al que PP e IU plantearon algunos añadidos en una sesión marcada por la numerosa presencia de ciudadanos que se acercaron para mostrar su descontento.

Según explicó el portavoz del equipo de gobierno, Francisco Alba, "es necesario que este pleno se posicione y tome una serie de acuerdos para que la Gerencia Territorial del Catastro asuma esos errores". En el documento se refunde la mayoría de las reclamaciones producidas, cuestionando además los valores que se han adjudicado a muchos inmuebles. "Un valor muy cercano al valor inmobiliario cuando lo normal es que el valor catastral sea la mitad del valor de mercado del inmueble". Tras la creación de una comisión integrada por todas las fuerzas políticas y colectivos empresariales y sociales del municipio se pedirá cita con responsables de la Gerencia Catastral para que ésta asuma las deficiencias y problemas y reconsideren determinados criterios dando una solución justa a todas las cuestiones planteadas y pidiendo además un informe con los criterios adoptados en las valoraciones realizadas.

El portavoz del PP, Bartolomé Ramírez, calificó el nuevo valor que se le otorga a los bienes como "totalmente desproporcionado e injustificado, para los ciudadanos es un incremento patrimonial que en ningún caso es cierto. La mayoría de los ciudadanos se han encontrado de la noche a la mañana con un patrimonio totalmente ficticio. Las repercusiones para nuestros vecinos son numerosas. Entre ellas podríamos señalar: la pérdida para muchas personas de bonificaciones fiscales como la reducción de los recibos de agua o de la basura, o la pérdida de becas de estudio para nuestros hijos".

La sesión plenaria también se caracterizó por la presencia de empleados municipales que portaron pegatinas en las que se leían mensajes de UGT y de CCOO, mostrando así el descontento ante el avance de las negociaciones abiertas entre el Consistorio y sus empleados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios