El Pleno denuncia el contrato que mantiene con Aqualia

  • El equipo de gobierno plantea un cambio del pliego de condiciones del contrato que no se modificada desde hace 15 años

Con los votos de siete ediles del PSOE, y la abstención de PA, IU y PP, el equipo de gobierno socialista, sacó adelante el único punto del pleno extraordinario y urgente que había sido convocado para las nueve de la mañana de ayer lunes y que fue presidio por el teniente de alcalde, Antonio Muñoz.

En dicho punto se daba cuenta de la denuncia que interpondrán los servicios jurídicos del Ayuntamiento a la empresa Aqualia, con la que hasta hoy, 1 de julio se mantenía un contrato administrativo de gestión y explotación del servicio público de abastecimiento, suministro y saneamiento del agua potable de la población.

Aunque desde los tres grupos de la oposición se pidieron datos concretos de por qué se llevaba de manera precipitada y sin tiempo para consultar el expediente de este asunto, el portavoz del equipo de gobierno, Francisco Javier Gavira, fue respondiendo más a otras criticas que a las interrogantes planteadas por Daniel Sánchez (PA), José Antonio Bello (IU) y José Ortiz (PP), quienes expusieron en sus respectivos turnos de palabra que "se estaba ocultando información y que algo debe de haber detrás de esta forma de convocar el pleno".

Por su parte Gavira, manifestó que "le habían llegado informaciones de que Aqualia pretendía presentar en el Juzgado un Contencioso Administrativo, en repuesta a la prorrogación tácita de la concesión por cinco años más, por lo que habían atendido la petición de los servicios jurídicos, que precisaban de un acuerdo pleno para contrarrestar las posibles acciones jurídicas de la empresa concesionaria".

Gavira también explicó que la concesión de otorgó un 1 de julio de 1993 a la concesionaria Proseín, que fue absorbida por Aqualia unos años más tarde, y con la que se renovó el contrato en 1998 y 2003. Gavira puntualizó que "ahora que Vejer demanda otras necesidades en materia hídrica, tanto en el casco urbano como en muchos de sus núcleos rurales, como es el caso de El Palmar, así como en materia de depuración de sus aguas residuales, lo que hace necesario cambiar el pliego de condiciones y volver a licitar este servicio". Gavira, que no dejó claro si la nueva concesión se dirigiría hacia una empresa pública, una empresa mixta o privada, sí pidió la colaboración de los miembros de la oposición municipal para crear el articulado del nuevo pliego de condiciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios