El Pleno celebró ayer la ultima sesión ordinaria del presente año

  • Durante la misma se hizo efectiva la renuncia a su cargo de la edil del Partido Socialista, Ana López, en una sesión que se prolongó por espacio de cuatro horas

La Corporación municipal puertorrealeña celebró en la mañana de ayer la última sesión plenaria de carácter ordinario del presente año que resultó maratoniana debido a los más de 50 puntos del que constaba el orden del día que hizo que ésta se prolongara por espacio de cuatro horas.

En el primero de ellos, se hizo oficial la renuncia de su cargo como concejal de la socialista, Ana López, quién manifestó que dicha decisión la adoptó hace varios meses y consideró de que "en estos momentos era el más indicado para hacerlo".

Durante su intervención, la concejal agradeció al resto de compañeros de pleno el tiempo compartido del que reseñó que "he aprendido mucho". Igualmente, reiteró las discrepancias políticas surgidas en el seno de su grupo municipal que según apuntó le han llevado a adoptar dicha medida.

En el transcurso del pleno, también se aprobaron prácticamente por unanimidad las cesiones por parte del Ayuntamiento de las parcelas para la construcción de diferentes infraestructuras en la localidad.

De este modo, se dio luz verde para los terrenos destinados para las dos unidades de Educación Infantil que se proyectan en El Marquesado, el edificio donde irá ubicada la Comisaría de Policía Nacional, y también los suelos para el nuevo centro educativo que la Junta tiene planificado en el polígono IV-A.

Por otro lado, también se debatió el cambio de nombre del campo de fútbol Ortega Pejito a instancia de la Plataforma para la Recuperación de la Memoria Histórica de Puerto Real, al tener éste reminiscencias de régimen franquista. De la misma manera, también se apuntó la intención de hacer lo propio con el Sancho Dávila.

El plenario en una moción conjunta de la mayoría de los grupos, a excepción del PP, acordó reprobar las manifestaciones insultantes sobre la figura de Blas Infante realizadas por el eurodiputado popular, Alex Vidal Cuadras.

La Corporación puertorrealeña acordó la creación de una comisión especial de investigación sobre lo ocurrido con las conocidas Casas Baratas que fueron derruidas hace dos años, para depurar responsabilidades en el caso que se estime pertinente.

Por otra parte, se decidió unánimemente la elaboración de una ordenanza para regular la instalación de antenas de radio comunicación en el municipio.

Como anécdota hay que reseñar que la sesión terminó siendo presidida por la teniente de alcalde Lola Sanisidro, debido que tanto el alcalde, José Antonio Barroso, como el delegado de Urbanismo, Antonio Noria, tuvieron que abandonar el pleno al tener que coger el AVE con destino a Madrid donde a primera hora de la tarde tenían una reunión con los responsables de la SEPES.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios