El alcalde expulsa a Plaza de la Junta de IpReal por no respetar las intervenciones

  • Se aprobaban las cuentas de la empresa pública, del año 2012, que el PA no aprobó en su mandato

Los cinco concejales del Partido Andalucista que no acudieron al último pleno extraordinario. Los cinco concejales del Partido Andalucista que no acudieron al último pleno extraordinario.

Los cinco concejales del Partido Andalucista que no acudieron al último pleno extraordinario. / C.P.

La tensión entre el equipo de Gobierno y el grupo municipal del Partido Andalucista en la oposición va en aumento. Ayer se escenificó claramente durante la Junta General de la empresa pública de informática (en liquidación), en la que el alcalde, Antonio Romero, expulsó al portavoz del PA, Jesús Plaza, tras una trifulca por no respetar los turnos de palabra.

La Junta General se celebraba de forma extraordinaria y urgente con el objetivo de aprobar las cuentas anuales del 2012. Con anterioridad, ya se habían aprobado las del 2014, 2015 y 2016, tal y como había solicitado el Ministerio de Hacienda para levantar la retención de la PIE que tenía el Ayuntamiento. Aunque ya se están recibiendo los ingresos mensuales de la PIE, un nuevo requerimiento del Ministerio dice ahora que hasta que no se presenten las cuentas del 2012 el Ayuntamiento no recibirá las cantidades atrasadas, unos seis meses en total. "Por eso teníamos que aprobar las como asunto urgente", explicó el alcalde.

Según Plaza, "al alcalde le molesta que le responda cuando nos responsabiliza de la situación económica de IpReal, cuando quien gestionó la empresa de informática fue Izquierda Unida. Hoy me ha expulsado del salón de plenos con el único argumento de que lo he interrumpido, lo que denota la falta de vergüenza política de un Gobierno que debería planificar bien las cosas y tener diálogo con la oposición".

Así, según relata el edil andalucista, "me dijo que me expulsaría si no me callaba y respondí que lo hiciese, que no tenía problemas, pero que no me callaría mientras siguiese mintiendo. Así que llamó a la Policía Local".

Sobre este asunto, la primera teniente de alcalde, Mayte Sánchez, "el tema de IpReal es muy delicado porque se nos ha retenido la PIE ya que el PA no aprobó las cuentas de su mandato. Según Sánchez, "los andalucistas estaban muy alterados e interrumpían la sesión constantemente sin atender a las reiteradas peticiones del alcalde de que permitiese continuar la sesión. Ha forzado la situación hasta que ha tenido que ser desalojado de la sala", explicó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios