Provincia

Peligra la recuperación a tiempo de la Costa Noroeste

  • La falta de alternativas al uso del Placer de San Jacinto hace que la regeneración no pueda llegar al verano

  • El dragado del Placer de Meca asegura los aportes en el resto del litoral

La playa de Fuentebravía, en El Puerto, es una de las que se puede ver afectadas ante la falta de alternativas para la regeneración de la arena. La playa de Fuentebravía, en El Puerto, es una de las que se puede ver afectadas ante la falta de alternativas para la regeneración de la arena.

La playa de Fuentebravía, en El Puerto, es una de las que se puede ver afectadas ante la falta de alternativas para la regeneración de la arena. / ANDRÉS MORA

Comentarios 2

El choque entre el Estado y la Junta de Andalucía hace peligrar la recuperación de las playas de la Costa Noroeste de la provincia. La elección por parte de la Dirección General de la Sostenibilidad de la Costa y del Mar del Placer de San Jacinto -situado cerca de la desembocadura del río Guadalquivir- iba a servir para dotar de arena a las playas de la zona oriental de Huelva y a las poblaciones de Sanlúcar, Chipiona, Rota y El Puerto. Sin embargo, la negativa de la Dirección General de Pesca de la Junta a la extracción del material de esta zona por su incidencia en la pesca de la chirla, la acedía y el langostino ha tumbado el plan estatal, lo que deja en el aire que los arenales de estas zonas presenten un estado óptimo de cara al inicio del verano.

Hay varias cuestiones que hacen que la regeneración de las playas estén en el aire. La primera de ellas es el tiempo. A estas alturas del mes de mayo aún no se ha empezado el dragado y vertido de la arena en todo el litoral gaditano. Estos trabajos llevan su tiempo, sobre todo por la elección del lugar de extracción, el traslado del material hasta la zona en donde se va a depositar y las tareas que se deben hacer en la propia playa para su reperfilado.

El segundo tema es el enorme daño causado por los temporales del mes de marzo, por lo que la actuación que se tiene que realizar no es comparable con otros planes parecidos. Se necesita una ingente cantidad de arena para regenerar las playas, lo cual se puede constatar con la inversión de 16 millones de euros aprobada por el Gobierno central para que los arenales vuelvan a estar en las condiciones ideales para afrontar la llegada de los bañistas.

Por último, con el bloqueo en la elección del yacimiento marino se constata una falta de alternativas viables para conseguir arena de alta calidad para aportarla a las playas, además de una cantidad más que considerable para devolverlas al estado en el que se encontraban hace unos meses.

La mezcla de estos tres asuntos hace que sea urgente encontrar una solución entre las partes que permita que la recuperación de las playas llegue a tiempo. Ayer, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, reclamaba a la Junta la necesidad de encontrar estas alternativas, aunque insistió en la posibilidad de usar el Placer de San Jacinto para la extracción de la arena al haber constatado Costas a través de la consulta a un investigador y de un informe técnico que "no habría afectación a la pesca". Sin embargo, el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta, José Fiscal, se agarró ayer a la opinión de los técnicos del Instituto Español de Oceanografía (IEO) para argumentar la negativa de la Administración autonómica.

De todas formas, esta polémica entre administraciones, a la que ayer se sumaron las diputaciones de Huelva y Cádiz, afecta exclusivamente a la Costa Noroeste de la provincia gaditana, ya que el resto del litoral no debe tener problemas para que se realice cuanto antes la recuperación de las playas. Esto se debe a que el yacimiento marino que se utiliza en este tipo de actuaciones desde Cádiz hasta el Campo de Gibraltar es el Placer de Meca, que se encuentra a frente a la zona de Trafalgar. En este lugar no existe ningún problema para el dragado de la arena, lo que se constata con las actuaciones que se han realizado en los últimos años. Así, por ejemplo, los 110.000 metros cúbicos de arena que se vertieron en las playas de Santa María del Mar y La Victoria en el año 2015 procedían de este lugar. Estas no fueron las únicas playas de la provincia que recibieron arena ese año, ya que estas tareas se repitieron en otras como La Barrosa (Chiclana), Camposoto (San Fernando) o Fuentebravía (El Puerto).

Precisamente, la experiencia en esta playa portuense hace tres años puede abrir una vía alternativa para recuperar la zona noroeste al usar también el Placer de Meca para satisfacer sus necesidades. Sin embargo, la posibilidad de que este escenario sea contemplado es remoto debido a una cuestión de tiempo tanto por las fechas en las que se van a iniciar los trabajos como por el problema que supone la distancia entre el yacimiento y El Puerto, Rota, Chipiona y Sanlúcar, lo que ralentizaría la actuación.

Con todo, la elección del Placer de San Jacinto para obtener la arena necesaria para regenerar las playas de la Costa Noroeste de Cádiz y la zona oriental de Huelva se justifica en que en otras intervenciones similares que han afectado a localidades como Chipiona o Rota se ha utilizado este yacimiento marino. Pero el uso de este lugar como zona de cría y engorde de las chirlas ha provocado que Pesca se niegue a su utilización.

A la espera de que se desatasque esta situación, el inicio del dragado del Placer de Meca depende de su autorización por el Consejo de Ministros, que debe aprobar la excepción de los trámites ambientales, lo que permitiría agilizar la puesta en marcha de las actuaciones contempladas para la recuperación del litoral.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios