El Parque de la Historia y del Mar analiza su presupuesto diario y define su modelo

  • Continúan los trabajos para la tematización de las nuevas instalaciones

El Ayuntamiento y la Fundación Cousteau estudian en la actualidad qué modelo de gestión implantar en el futuro Parque de la Historia y el Mar que abrirá junto al polígono Puente del Hierro. Sin embargo, no es el único punto en que su cooperación se mantiene activa. El análisis del presupuesto diario que necesitarán las instalaciones ocupa buena parte de estos trabajos administrativos. Dentro del nuevo edificio, las actuaciones continúan con la tematización de las salas, junto a otras labores relacionadas con el sistema eléctrico, según apuntó ayer el alcalde, Manuel de Bernardo. El Parque contará con un oceanario con capacidad para 850.000 litros de agua y trece piscinas más pequeñas, acuarios que tendrán especies tropicales y mediterráneas. Habrá un espacio para conocer diferentes texturas de especies marinas y un lugar para las exposiciones periódicas. Sobre esto último también hay que tomar decisiones, puesto que los responsables deberán definir qué tipo de muestras acogerán y cuál será el tiempo de exposición.

El responsable del Instituto de Promoción de la ciudad (IMPI), Manuel Prado, no quiso adelantar una fecha para su posible apertura. Los peces, dijo, son una cuestión fundamental y su traslado necesita de unas condiciones muy específicas. Puso como ejemplo, el periodo de aclimatación al que debe someterse a los tiburones, que deberán pasar por otros acuarios antes de ser introducidos en las instalaciones para la contemplación del público. De este proceso se encargan la Fundación Cousteau y empresas especialistas en ese campo, con las que se baraja contar en la gestión del Parque. Por eso, no puso un plazo, porque la intención, advirtió De Bernardo, es abrirlo prácticamente en su totalidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios