Paralizada la obra de Misericordia por no tener proyecto arqueológico

  • La Delegación Provincial de Cultura ordena detener las obras de peatonalización y alcantarillado en el tramo donde apareció el aljibe del siglo XVI

La Delegación Provincial de Cultura de la Junta de Andalucía ha ordenado la paralización preventiva de las obras de peatonalización e instalación del nuevo alcantarillado y saneamiento en el tramo de la calle Misericordia entre las calles Luna y Palacio, donde el lunes pasado apareció un antiguo aljibe del siglo XVI, que ha sido objeto de una excavación arqueológica por parte del Museo Municipal.

Según el gabinete de prensa de la delegación de Cultura, la orden de parar la actuación urbanística fue enviada el jueves por fax y por correo al Ayuntamiento de El Puerto, y obedece fundamentalmente a que las obras, incluidas en el proyecto de Urbanismo Comercial, no cuentan con el preceptivo proyecto arqueológico, obligatorio al efectuarse en un casco histórico declarado Bien de Interés Cultural.

La ejecución de la orden de paralización no ha sido trasladada sin embargo por el Ayuntamiento, sino por la propia empresa Suralmaq, que ordenó a sus operarios verbalmente por teléfono detener los trabajos que se realizan actualmente en la calle, consistentes en la introducción de una tubería de alcantarillado de grandes dimensiones a metro y medio de profundidad, así como en la construcción de varias arquetas de registro, para lo que se han realizado importantes movimientos de tierra.

Fue al parecer durante la excavación de esta zanja de canalización cuando se produjo el hallazgo de tres bocas de entrada al antiguo aljibe, cuyo interior ha sido explorado por el Museo Municipal, hallándose sobre todo vasijas y cerámica del siglo XVII pertenecientes al antiguo hospital de la Misericordia.

A la vez que se excavaba el aljibe, desde el Ayuntamiento se informó del hallazgo a la delegación provincial, dándose la circunstancia de que para iniciar los trabajos hubiera sido necesario elaborar previamente un proyecto de excavación. "La Delegación de Cultura no sabía que se iba a excavar, y no hay proyecto arqueológico aprobado", según confirmaron desde la institución provincial.

Durante los tres días que ha durado la intervención arqueológica las obras de peatonalización y saneamiento han continuado, y ayer mismo a mediodía proseguían los movimientos de tierra y la retirada de material arenoso cerca del aljibe, hasta que la empresa detuvo la actuación al recibir la orden de paralización, retirando posteriormente la maquinaria tras dejar la calle nivelada y las estructuras de las nuevas arquetas cubiertas por planchas de acero de forma preventiva.

Pese a que desde el gabinete de prensa de la Delegación Provincial han asegurado a este periódico que la orden de paralización se envió anteayer al Ayuntamiento portuense, fuentes municipales negaron ayer tal extremo tras consultar al concejal de Comercio Francisco Aguilar, quien aseguró que "el documento no ha llegado a la concejalía de Cultura, a Alcaldía, ni a la concejalía de Comercio, por lo que no se ha ordenado la paralización de las obras".

Esto generó cierta confusión inicial, ya que es el Ayuntamiento quien debe ordenar detener las obras cuando recibe el requerimiento de la Junta.

Las dudas se disipaban posteriormente, cuando a las seis de la tarde se personaron en la calle Misericordia dos funcionarios de la Policía Local, para preguntar quién había instado a parar, confirmando los operarios que la orden de detener la obra les había llegado verbalmente de las propias oficinas de la empresa Suralmaq.

La peatonalización de la calle Misericordia comenzó el 26 de mayo, como primera parte de la cuarta fase del proyecto de Urbanismo Comercial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios