El PSOE isleño fuerza un pleno para votar la dimisión del alcalde

  • Los socialistas presentarán en pocos días al Registro Municipal una solicitud para celebrar una sesión extraordinaria en la que el PP se verá obligado a posicionarse

Comentarios 1

Si el lunes era una posibilidad, el martes ya se había convertido en realidad palpable. Los socialistas isleños, tal como barajaran en la convocatoria con el presidente de la Diputación, Francisco González Cabaña, anunciaban que presentarán en pocos días en el Registro una solicitud para convocar un pleno extraordinario. Como punto del día, una votación, no vinculante pero sí significativa. La respuesta a una pregunta: ¿Debe el actual alcalde de San Fernando, Manuel de Bernardo, ahora gobernando en minoría, dimitir? Esta petición, argumentaba ayer el PSOE de San Fernando en un comunicado, se respalda para su validez en el artículo 63 del reglamento orgánico del Ayuntamiento, que permite solicitar sesiones extraordinarias a petición de la cuarta parte al menos del número legal de miembros de la Corporación, una cifra que de sobra superan los socialistas por sí solos.

El portavoz socialista, Fernando López Gil, justificó esta petición en la marcha del PP del gobierno, lo que ha supuesto, por tanto, que el PA se haya quedado al frente del Ayuntamiento isleño, pese a ser el segundo grupo municipal, por detrás del socialista. "El propio De Bernardo defendió la legitimidad de su presencia en el cargo de primer edil de San Fernando amparándose en la legitimidad del pacto suscrito con el PP el 14 de junio de 2007. De Bernardo entonces señalaba que este pacto era democrático, legítimo, moral y era el que más se acercaba a la voluntad mayoritaria de los ciudadanos".

Pues bien, apunta, "ahora De Bernardo está asumiendo un papel representativo que no le corresponde al no contar ya con los apoyos mayoritarios que son necesarios para el correcto ejercicio de sus funciones. El PA sólo tiene el respaldo de sus ocho concejales, esto es, menos de un tercio del pleno municipal". Además, insistía López, la mayoría absoluta de la Corporación -el PSOE y el PP, en total 17 concejales- "ha pedido la dimisión de De Bernardo por la falta de legitimidad que actualmente posee y, por supuesto, por la responsabilidad política, en la que todos coincidimos, tiene en el robo de los 7,8 millones de euros de la caja municipal", afirmó.

El PSOE entiende que las votaciones del Pleno deben tener un carácter vinculante -a pesar de no serlo realmente- porque representa la voluntad ciudadana, "y entendemos que si se aprueba por mayoría absoluta, el alcalde tendrá la obligación de presentar su renuncia como alcalde de la ciudad". El quid de la cuestión estará en si, efectivamente, los populares respaldarán la petición de la dimisión, o si se abstendrán. Éste es otro de los vértices en la intención socialista de llevar esta cuestión a pleno, calibrar la postura de los populares, forzar una respuesta clara y comprometida. "El PP tiene ya sólo dos opciones. A saber, votar sí y dar pruebas irrefutables de que su actitud de los últimos días es coherente, es decir, que la petición de dimisión del alcalde andalucista por su responsabilidad política en el robo de 7,8 millones no era una mera operación de estética política. O abstenerse o votar en contra, con lo cual desvelarían sus verdaderas intenciones", apunta López.

Pero no fue el portavoz de los socialistas isleños el único que habló al respecto de la situación actual y futura. El portavoz de los andalucistas y portavoz municipal, Francisco José Romero, también lo hizo. Y lo hizo para responder, con una declaración de intenciones, a las manifestaciones que el día anterior había recibido de socialistas y populares. "La ciudad requiere cordura, entrega y compromiso en este momento decisivo de su historia para afrontar los importantes retos colectivos que tiene. Los hombres y mujeres del equipo andalucista y del Gobierno estamos en esa tarea. Creemos que La Isla no se puede permitir ni se merece que sus representantes en la Corporación estén en el enfrentamiento constante. Es tiempo, más que nunca, de consensos y diálogo para el acuerdo", apuntó.

En sus palabras, también, una petición velada. "Ahora el compromiso debe estar por encima de cualquier otro interés. Hay que tener altura de miras", dijo. Y un mensaje a los populares: "le recordamos que su partido consumó en dos ocasiones la deslealtad al pacto, al Gobierno y al alcalde, en la comparecencia del 5 de mayo y en la del 7, que originó la ruptura del pacto en su comparecencia ante los medios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios