El PSOE pide convocar la comisión investigadora de las 'casas baratas'

  • Mosquera exige que el equipo de gobierno de IU cumpla lo que se acordó en el pleno del pasado diciembre "porque lo aprobado en pleno es ley"

La portavoz municipal del Partido Socialista en Puerto Real, Ana Mosquera, exigió públicamente al gobierno local de Izquierda Unida que "se dé cumplimiento a lo acordado en el pleno ordinario del pasado mes de diciembre, y se realice una convocatoria inmediata de la comisión de investigación de las casas baratas".

Del mismo modo, Mosquera agregó que "no estamos dispuestos a que el equipo de gobierno continúe con su tendencia de ignorar cuando le conviene las iniciativas aprobadas por el Pleno, como hizo tantas veces en el mandato anterior, incluso cuando ellos mismos han votado a favor de la misma".

En esta misma línea, el edil socialista, Pedro Romero, proponente de la comisión de investigación, expuso que "no vemos lógico que una comisión que fue creada por unanimidad, de la cual hay tantos vecinos afectados pendientes, continúe sin que se convoque su primera sesión a punto de concluir el mes de febrero. Y todo ello a pesar de que el alcalde se comprometió a ponerla en marcha a finales del año 2007 o principios del 2008".

Igualmente, el concejal de la oposición precisó que "no creo que sea necesario recordarles a los miembros de IU que lo aprobado en el Pleno es ley, y supongo que todos estamos dispuestos a cumplir la ley".

Así mismo, el representante del PSOE señaló que "lo pulcro en democracia sería que, para que no haya el menor género de dudas, el alcalde convoque inmediatamente la comisión de investigación, a la vez que decline ostentar la presidencia de la misma. Es más, en nuestra opinión, la presidencia de la comisión no debería ser ejercida por ningún miembro del equipo de gobierno anterior, ya que es su proceder en este caso el que se pretende investigar".

Por otro lado, desde el Partido Socialista, se reseñó que "si no hay nada que ocultar, no vemos razón alguna que justifique esta tardanza", y reiteraron que no se pretende ninguna caza de brujas, pero que si existen responsabilidades "éstas serán exigidas hasta las últimas consecuencias".

Cabe recordar que las popularmente conocidas como "casas baratas" eran unas viviendas sociales ubicadas en la esquina de la calle Ángel y la calle Real, y que fueron desalojadas y derribadas a comienzos de 2006 como consecuencia de unas grietas aparecidas en las paredes del inmueble, coincidiendo con unas obras que se estaban realizando en una parcela contigua. La decisión del derribo fue tomada por el gobierno local, según se apostilló desde el PSOE, "sin que existiera en su momento informe técnico alguno que aconsejara tal actuación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios