PP e IU exigen a la Junta una conexión Cádiz-Huelva al sur de la futura SE-40

  • Loaiza defiende el proyecto de los empresarios y García la fusión de ambas vías

El Partido Popular (PP) e Izquierda Unida (IU) en la provincia de Cádiz no han tardado en reaccionar contra la decisión de la Junta de Andalucía y el Gobierno central de que la futura autovía Cádiz-Huelva conecte con la ya proyectada segunda carretera de circunvalación de Sevilla, SE-40, lo más alejada al norte posible del Parque de Doñana.

La consejera de Obras Públicas, Mar Moreno, dijo el jueves en el Parlamento andaluz que esa opción es la "única" que armoniza y garantiza la comunicación entre ambas capitales de provincia y la protección del espacio natural y su entorno. Moreno rectificó así a tenor de las objecciones planteadas por su homóloga de Medio Ambiente, Cinta Castillo.

Ambas formaciones políticas piden una conexión más al sur del trazado de la SE-40. Sin embargo, el PP aboga por un atajo defendido por los empresarios de las tres provincias implicadas. Éste partiría al norte de El Cuervo, hacia Isla mayor, vía Lebrija, para continuar después hasta Villamanrique de la condesa, Hinojos, Almonte y Bonares, con posterior enlace con la A-49. Sólo implicaría la construcción -dicen - de diez kilómetros entre isla Mayor y Villamanrique de la Condesa

IU, por su parte, es partidaria de que la nueva autovía Cádiz-Huelva se funda con la SE-40 más al sur de su actual trazado de manera que se evite un despilfarro de recursos.

Así, el presidente provincial del PP de Cádiz y parlamentario autonómico por la provincia, José Loaiza, lamentó que el Gobierno de Chaves "vuelva a negar a los gaditanos la posibilidad de contar con una conexión directa con Huelva".

Loaiza tildó de "vergonzoso y decepcionante" que la consejera de Obras Públicas rectificara "una de las escasas buenas noticias que nos había dado el Gobierno andaluz", cuando su homónima en Medio Ambiente, Cinta Castillo, no descartó cambios en el trazado.

En este sentido, Loaiza acusó a la Junta de "mentir" al afirmar que la SE-40 es el único trazado que no afectaría al Parque Nacional de Doñana, "cuando ya hay una autovía, la A-381, que atraviesa otro parque natural, el de Los Alcornocales, y cuenta incluso con el reconocimiento de la Unión Europea".

Por su parte, el parlamentario andaluz de Izquierda Unida por Cádiz, Ignacio García, pidió ayer a la Junta que "no despilfarre recursos" y busque una solución única para dar salida a las necesidades de conexión de las provincias de Cádiz y Huelva, así como a la zona del Aljarafe. García pide además que "no se dupliquen las agresiones al río Guadalquivir y su entorno".

El diputado de Izquierda Unida considera fundamental que no se subordine la necesaria conexión de Cádiz y Huelva a la ya proyectada SE-40. García apuesta por el trazado de una única carretera, más al sur de la anterior, para solucionar los problemas que se le plantean a las tres provincias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios