El PP eleva al Congreso la polémica sobre las aguas asignadas al Peñón

  • Landaluce exigirá en la Comisión de Exteriores explicaciones sobre las 5.486 hectáreas de mar que controla el Reino Unido, según documentos de la UE · Sanz pide al Gobierno que denuncie el proyecto de la costa este

Comentarios 3

2006

El Partido Popular elevará al Congreso de los Diputados la polémica sobre la atribución, por parte de la Unión Europea, de aguas españolas a Gibraltar. El diputado nacional del PP José Ignacio Landaluce informó ayer a este diario que va a formular una pregunta oral al respecto en la Comisión de Exteriores. Asimismo, señaló que ya se ha dirigido por escrito a su grupo en la Cámara para que exija explicaciones al Gobierno central sobre qué pasos va a dar para corregir unos documentos oficiales que atentan contra la soberanía española sobre estas aguas recogida en el Tratado de Utrecht.

El PP reacciona así a la información publicada por este periódico el pasado domingo en la que se recogía que la UE atribuye al Reino Unido el control medioambiental sobre 5.486 hectáreas de aguas al sur de Gibraltar. La CE , en tres decisiones publicadas en el diario oficial comunitario, aprobó el listado de Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) referentes a la región biogeográfica mediterránea. Desde el 19 de julio de 2006, aparecen dos LIC asignados al Reino Unido dentro de la Red Natura 2000: Rock of Gibraltar y Southern Waters of Gibraltar. Este listado se enmarca dentro de la directiva 92/43/CEE y fue actualizado el 18 de marzo y 12 de diciembre de 2008. En ambas decisiones se sigue asignando a Londres la protección ambiental de estas aguas.

Para el PP, se trata un "error muy grave" por parte del Ejecutivo español ya que son pronunciamientos de un organismo oficial de la UE que contravienen el artículo 10 del Tratado de Utrecht, que establece que el Reino Unido sólo tiene potestad sobre las aguas interiores del puerto de la Roca.

Fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores aseguraron a este diario que se presentó una objeción contra la inclusión del LIC de Gibraltar en el listado de 2006. Añadieron que esta queja fue acompaña por una cláusula de salvaguardia en la que se constataba que no se reconocía aguas a la colonia. Una protesta formal que no está incluida en ninguna de las tres decisiones de la Comisión.

Asimismo, en la última actualización, la Junta creó un LIC denominado Estrecho oriental, que abarca una superficie de 23.641 hectáreas y se superpone al británico. Una actuación diseñada para contrarrestar la maniobra del Reino Unido sobre las aguas al sur del Peñón. Pero, en opinión del PP, la reacción de Exteriores no es suficiente, ya que no se ha evitado que en tres documentos de la UE "validados por los países firmantes incluido España" conste la atribución de 5.486 hectáreas de aguas a Gibraltar.

Por otra parte, el PP-A exigió al Gobierno de la Nación que denuncie en las instancias judiciales de la UE la "ocupación ilegal" por parte de Gibraltar de aguas territoriales españolas para la construcción de un gran complejo de ocio en la costa este, lo que también constituye un "atentado" contra Utrecht.

El secretario general del PP-A, Antonio Sanz, manifestó que se está pagando "muy caro la permisividad del Gobierno ante las burlas constantes de las autoridades de Gibraltar. Se trata de una serie de errores lamentables", manifestó Sanz, quien señaló que su partido reclamará al Gobierno que defienda ante la UE la ocupación "ilegal" de aguas españolas para construir 2.600 viviendas, un hotel, zonas de ocio, garajes, oficinas y un apartahotel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios