El PP de Cádiz apoyará en bloque la reelección de Rajoy

  • Sólo la imprevista irrupción en escena de Rodrigo Rato alteraría el sentido del voto de unos populares gaditanos que confían en que el congreso zanje la crisis interna

Comentarios 1

La crisis interna abierta en el Partido Popular (PP) tras su derrota electoral del pasado 9 de marzo no parece haber resquebrajado la disciplina de la que siempre ha hecho gala este partido en la provincia de Cádiz, cuyos compromisarios se decantarán en bloque por la reelección de Mariano Rajoy en el congreso nacional que esta formación política celebrará en Valencia del 20 al 22 de junio.

Aunque hay dirigentes del PP gaditano que apuestan por la celebración de primarias y aunque hay otros que siguen molestos con la dirección por el procedimiento seguido para la configuración de las candidaturas de cara al pasado proceso electoral (por la ausencia de José Blas Fernández, Jesús Mancha o Juan Carlos Juárez, por ejemplo) se da por hecho que serán muy pocos los votos en blanco procedentes de Cádiz que recibirá la única candidatura presentada hasta la fecha -la de Rajoy- en el importante cónclave que este partido celebrará dentro de un mes.

Este periódico sondeó ayer la opinión personal de un nutrido grupo de los 59 compromisarios del PP de Cádiz elegidos para acudir al congreso de Valencia. El denominador común de todos ellos es el deseo de que dentro de un mes se aparquen de una vez las múltiples diferencias mostradas por dirigentes nacionales de este partido desde la derrota de marzo. Y entienden que el mejor camino para llegar a ello es cerrando filas en torno a Rajoy, un dirigente derrotado ya dos veces por Rodríguez Zapatero pero que ha encontrado en Andalucía y en Cádiz el respaldo firme de dirigentes como Javier Arenas, Antonio Sanz o José Loaiza.

Sólo hay un elemento que podría distorsionar el sentido del voto de los compromisarios del PP gaditano: la aparición en escena, no prevista por el momento, de Rodrigo Rato. Vinculado desde hace años a esta provincia, por la que llegó a ser diputado nacional desde 1982 a 1989, el ex vicepresidente económico del Gobierno sigue siendo un referente para buena parte de los populares de Cádiz, que ya apostaron por él sin éxito cuando Aznar abrió el melón de su sucesión hace casi cinco años.

Pero mientras Rato permanezca en sus cuartelesdeinvierno, nadie del PP de Cádiz moverá un dedo ni dirá en alto una palabra que pueda acarrear la desestabilización de un partido que siempre se ha caracterizado -y lo sigue haciendo en esta provincia- por asumir con férrea disciplina las decisiones que adoptan sus dirigentes.

Ante la importancia de lo que se juega el PP de cara al futuro, más secundario resulta saber si la nueva dirección nacional que elaborará Rajoy seguirá teniendo o no representación gaditana. Miguel Arias Cañete, María José García-Pelayo y Teófila Martínez han asumido este papel los últimos cuatro años en los diferentes escalones de la cúpula del PP.

Más información en página 38

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios