Once años por alijar hachís con una menor, robar y atacar a agentes

  • La Audiencia juzga hoy a tres personas interceptadas en un desembarco en Barbate

Comentarios 1

La Audiencia Provincial de Cádiz juzga hoy a tres personas como presuntos narcotraficantes que fueron interceptados durante un desembarco en Barbate. El Ministerio Fiscal pide para uno de ellos 11 años y siete meses de cárcel por alijar más de 800 kilos de hachís e intentar huir posteriormente en un vehículo robado, imputándole por ello delitos contra la salud pública utilizando también para ello a una menor, conducción temeraria, robo con fuerza, atentado a los agentes de la autoridad y utilización ilegítima de vehículo a motor.

Según el escrito de calificación fiscal, al que tuvo acceso Europa Press, los hechos ocurrieron en agosto de 2005 cuando en la playa de El Retín, en el término municipal de Barbate, arribó una embarcación rígida con un cargamento de hachís que varias personas se encargaron de introducir en un coche todoterreno.

Los agentes al observar cómo las personas que habían alijado el hachís huían en varios quads, comenzaron a perseguir al vehículo por la carretera de Zahara de los Atunes a Barbate, siendo finalmente interceptado en el núcleo urbano de Vejer de la Frontera.

Durante la persecución y hasta el momento de la detención final, el acusado intentó esquivar la acción policial arrojando hasta cuatro de los sacos de arpillera con hachís que llevaba en el coche, además de arremeter contra agentes que le dieron el alto en el cruce de la Barca y dejar el todoterreno circulando solo sin conductor en una cuesta de Vejer, tras salir corriendo del vehículo, que finalmente chocó contra otro que se encontraba estacionado.

Por esta sucesión de actos delictivos, la Fiscalía Provincial, que dirige Ángeles Ayuso, pide un total de once años y siete meses de encarcelamiento sumados de la siguiente manera: cinco años y siete meses de prisión por un delito contra la salud pública con el agravante de haber utilizado para ello a una menor, tres años y medio de cárcel por atentado contra agentes de la autoridad, un año de prisión por conducción temeraria y un año y medio por robo con fuerza en las cosas, ya que tanto el vehículo como la embarcación utilizados habían sido robados previamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios