La precampaña La crisis económica, pieza clave en la contienda electoral

"Necesitamos una reforma para que funcione la Administración pública"

  • El fichaje estrella del PP Manuel Pizarro ofrece a los empresarios gaditanos alternativas a la política y la economía · Llama a acudir en masa a las urnas

Comentarios 6

Pizarro Corazón de Empresario. Así lo presentó la alcaldesa de Cádiz y candidata número 1 del Partido Popular al Congreso por la provincia, Teófila Martínez, y así se mostró ante el heterogéneo grupo de empresarios gaditanos con los que almorzó ayer el número 2 de Mariano Rajoy, Manuel Pizarro, en el Baluarte de los Mártires gaditano. Confesó que, a sus 56 años, con tres hijos y dos nietos, le ha costado dejarlo todo para embarcarse en la candidatura popular al Congreso por Madrid, para meterse "en un oficio" que no es el suyo. Pero justificó su decisión de ponerse la política por montera porque "estamos en un momento complicado".-

Pizarro se entregó a fondo para meterse en el bolsillo al auditorio, conformado por numerosos empresarios de la provincia de la hostelería, construcción, industria, bodegas y otros, y representantes de medios de comunicación.

"No hay peor gobernante que el que no quiere ver la realidad", dijo refiriéndose a Zapatero. Pintó un negro panorama de la economía española, con "muchas señales de alarma encendidas" que le hacen vaticinar que, de seguir así, "España empezará a tener déficit público". Habló de elementos de fondo "preocupantes", como la "importante falta de competitividad", una elevada inflación (España tiene la segunda tasa más alta de la UE, sólo superada por Eslovenia) y lo que aún tiene que llegar. Porque el ajuste "va a ser en términos reales, con precios más altos que los competidores" y eso "se nota en la caja de la economía ".

Prosiguiendo con su análisis, el empresario (que hizo más de una confidencia de las guerras libradas para superar crisis al frente de la Bolsa, de cajas y de Endesa) desveló que la balanza por cuenta corriente, la diferencia entre pagos e ingresos al exterior, "está desajustada en un diez por ciento. Va directa a no tener tesorería. Es lo que nos empieza a pasar con una economía endeudada que cada año acude a refinanciar fuera 200.000 millones de euros, que es el 20 por ciento del PIB. Es tremendo".

"Somos campeones en desempleo", agregó con datos: Desde junio del 2007 a enero, 247.000 afiliados menos a la Seguridad Social. Un dato que, dijo, "va a misa". De ahí que llamara a reaccionar, a construir "un país de oportunidades", abogando por una reforma drástica de las administraciones públicas, "porque están no para crear problemas sino para solucionarlos. La Justicia no puede tardar 20 años en resolver las cosas".

"Estoy harto de la presión indirecta tributaria", exclamaría, para mostrarse a renglón seguido convencido de que "nos gusta pagar impuestos. No lo veréis en el programa, pero nos gusta pagar impuestos. A los empresarios nos gusta ganar dinero, competir, que nuestras cuentas estén altas y a ser posible gravadas con el menor tipo". Se apresuró a matizar que, para los más desfavorecidos, tienen un plan "para que no paguen ni siquiera la retención". Resaltó el compromiso popular de bajar "todo lo que se pueda" el impuesto de sociedades, y de eliminar los impuestos de patrimonio y de sucesiones". Por último, pidió un "esfuerzo" a los empresarios, su colaboración para que los ciudadanos acudan a votar. "Haced salir a mucha gente de casa. Nos jugamos mucho. Os animo a que contagiéis el espíritu empresarial". Y prometió que, si el PP gana, España será dirigida "con mentalidad empresarial".

A los postres, varios empresarios le plantearon distintas cuestiones, volviendo a insistir en la necesidad de agilizar la administración de Justicia, y recordando un pleito que tiene pendiente cuando, siendo presidente de Endesa, le siguieron dos guardias civiles. Y se mostró a favor de la competitividad entre las autonomías. Lo dicho, genio y figura, empresario ante todo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios