Protesta

Mil personas piden un concierto de cuatro años para Pascual

  • Un millar de manifestantes recorren las calles de Cádiz para reclamar a la Junta un nuevo concierto pues temen que dentro de un año "vendrá el cambio de modelo y se cerrarán hospitales"

Comentarios 10

Los trabajadores de la empresa sanitaria Pascual han protagonizado hoy una nueva manifestación en Cádiz, junto a cientos de ciudadanos, para reclamar a la Junta de Andalucía que asegure, por medio de un concierto de cuatro años, el mantenimiento de sus puestos de trabajo. 

La marcha ha partido del Hospital de San Rafael, uno de los seis centros que la empresa tiene concertados con la Junta de Andalucía, y ha concluido a las puertas del Ayuntamiento en la plaza de San Juan de Dios. 

Allí han sido recibidos por la alcaldesa gaditana, Teófila Martínez, quien ha trasladado a los trabajadores su intención de remitir una carta al consejero de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, y de llevar al pleno una moción de urgencia para apoyar sus reivindicaciones. 

La primera edil gaditana también han facilitado al comité de empresa el balcón del consistorio para leer un comunicado en el que se han posicionado "en contra" de la prórroga de un año aprobada por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, el pasado martes, y que supone la reducción en un 5 % del valor del concierto. 

"Después de los doce meses vendrá el cambio de modelo de conciertos y se cerrará nuestro hospital. Lo han decidido así porque se quieren llevar el trabajo que nosotros hacemos y la asistencia que damos de Cádiz a San Fernando", han afirmado los empleados al tiempo que han acusado al consejero de Presidencia de "jugar con las cartas marcadas para ganar el deseado trofeo de terminar con los conciertos que quieren algunos en el gobierno de coalición". 

Por ello, han anunciado que tras más de una veintena de movilizaciones seguirán con estas acciones de protesta "todas las semanas" en Sevilla, como lo vienen haciendo desde el pasado 1 de febrero. 

"Así estaremos los 12 meses, y no le quepa duda que también llevaremos vecinos con nosotros", han dicho. 

Por su parte la delegada de Salud, Miriam Alconchel, ha comparecido esta mañana para "aclarar "mensajes confusos" asegurando que "en ningún momento la reducción del 5 % supone ningún tipo de peligro para los puestos de trabajo", ya que esta prórroga unilateral "se hace mirando a estos trabajadores en un momento difícil para la provincia" y que "la Junta de Andalucía no juega con los puestos de trabajo de nadie". 

"Lo único que le pedimos al empresario es que ajuste su margen de beneficio, que no es precisamente corto", ha aclarado Alconchel, ya que "para mantener la calidad de los servicios hay que hacer entre todos un esfuerzo", que "se ha pedido a las empresas con las que hay concierto y todas, absolutamente todas, han aceptado salvo la empresa Pascual". 

"Ha sido la propia empresa- continúa la delegada- la que nos ha atado de pies y manos y no nos ha permitido prorrogar por lo máximo que la legislación permite que son 21 meses" y avisa a los trabajadores de que "no tenemos ningún tipo de intención que no sea la que hemos dicho". 

Por ello los invita a reunirse con la directiva del SAS, propuesta que ya rechazaron anteriormente, para que se les aclare "con luz y taquígrafo" la propuesta y comprueben que es "transparente" ya que, en ningún momento se han planteado "no continuar con el concierto" y "el diálogo y nuestras ganas de llegar a una solución consensuada siguen encima de la mesa". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios