Medio Ambiente ya actúa en el arroyo Lechar para evitar inundaciones

  • Las obras de encauzamiento cuestan casi 4,8 millones y duraran algo más de un año

La Consejería de Medio Ambiente, a través de la Agencia Andaluza del Agua, ha iniciado las obras de encauzamiento en el arroyo Lechar a su paso por Alcalá del Valle. La actuación cuesta 4.798.451,99 y pretende paliar las inundaciones en el centro urbano del municipio. La empresa Construcciones, Asfaltos y Control CONACON, S.A. realizará las obras durante 13 meses.

Según explicó la delegada provincial de la Consejería de Medio Ambiente y directora provincial de la Agencia Andaluza del Agua, Silvia López, el arroyo Lechar se encuentra en la actualidad encauzado, "pero carece de la suficiente capacidad hidráulica para absorber la totalidad de los caudales que le llegan". "Con la ejecución de este proyecto tratamos de evitar las inundaciones que se vienen produciendo en el núcleo urbano de Alcalá del Valle debido a los desbordamientos de los arroyos Sotillo, Molinos y Lechar a su paso por la localidad. Se trata de una zona declarada de alto riesgo de inundación y está considerada de prioridad media en el Plan de Prevención de avenidas e inundaciones en cauces urbanos andaluces", explicó .

El encauzamiento actual tiene una sección en forma de U de ancho variable y de alturas de entre dos y dos metros y medio. El cauce linda a lo largo de unos 300 metros con 21 viviendas a uno o ambos lados, por lo que la única forma de aumentar su capacidad es darle mayor profundidad. El proyecto consiste en la excavación en una longitud de 585 metros y un ancho de 5,5 metros del fondo actual del encauzamiento profundizando entre 1,5 y 2,5 metros. En los laterales de la excavación se colocarán pantallas de hormigón armado de siete metros de longitud y 45 centímetros de espesor. En el tramo final se ha dispuesto una obra de disipación de energía para devolver el agua al cauce natural en las condiciones energéticas adecuadas; se trata de una escollera que ralentizará la velocidad del agua.

La actuación se completa con la sustitución del puente situado en la calle Cantarranas por otro con mayor capacidad de desagüe y con la reposición de servicios afectados, principalmente la red de saneamiento, que ahora discurre bajo la solera del cauce existente y que se trasladarán hacia uno de los lados.

La complejidad de la intervención requiere maquinaria pesada y métodos constructivos que podrían ocasionar molestias a los vecinos, unos inconvenientes que se justifican por el beneficio final de la actuación, la prevención de las inundaciones. Desde la Agencia Andaluza del Agua se quiere pedir de antemano disculpas a la población por esas molestias.

La delegada de Medio Ambiente repasó las principales actuaciones de encauzamiento en la Sierra, como la finalizada en el arroyo Judío de Villamartín, el proyecto en revisión para el río Ubrique o en el Guadalporcún a su paso por Torre Alháquime para la que han comenzado los estudios previos. Estas tres obras suman 12,2 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios