Mará realiza una nueva protesta por el impago del convenio municipal

  • Los trabajadores entregarán carbón al Ayuntamiento para reclamar que se les pague los salarios que se les deben

Los trabajadores y miembros de Mará, la Asociación de Ayuda a Drogodependientes y Presos de la localidad protagonizaron al mediodía de ayer una nueva acción de protesta en el Ayuntamiento de la Plaza de Jesús, en la que reclamaron el pago del convenio municipal correspondiente al 2007 que aún queda pendiente.

De este modo, casi una treintena de personas con diferentes pancartas hicieron acto de presencia en el patio interior de la Alcadía puertorrealeña tras haber recorrido previamente la céntrica calle de La Plaza.

En este sentido, reseñar que hace dos semanas los empleados de la entidad social local ya denunciaron la difícil situación económica por la que atraviesa la misma y la necesidad de contar con la cuantía que le adeuda el Ayuntamiento para hacer frente a las nóminas de los últimos dos meses.

En dicha cita, éstos le hicieron una entrega simbólica de carbón de caramelo por la falta de respuesta a la situación suscitada, al tiempo que expresaron su deseo de no tener que regresar nuevamente. Al respecto, los trabajadores de Mará expresaron que "hemos venido ofreciendo al Ayuntamiento un margen de confianza para que abordase nuestro problema con responsabilidad; sin embargo, el tiempo transcurre, no existen soluciones y la situación se deteriora". De este modo, agregaron que "por ello ofrecemos al señor Barroso carbón de verdad, para que lo comparta con los responsables de su equipo de gobierno que tengan relación con el tema que nos preocupa".

Igualmente, desde el colectivo puertorrealeño se explicó que "nos manifestamos nuevamente para transmitir públicamente nuestra preocupación y malestar ante el abandono que venimos recibiendo por parte del Ayuntamiento, y que afecta fundamentalmente a las subvenciones económicas".

En este sentido, expusieron que "sin las mismas los responsables de Mará no pueden hacer frente al coste de nuestros salarios, lo cual nos coloca ante una situación de precariedad e inseguridad, que son incompatibles con el estado de ánimo de tranquilidad y sosiego que requerimos para desarrollar una actividad eficaz".

Por otro lado, los empleados indicaron que "tenemos constancia de que los responsables de la asociación, en distintas ocasiones, se dirigieron al equipo de gobierno demandando soluciones para este problema durante el último trimestre; nosotros mismos, los trabajadores nos manifestamos anteriormente y trasladamos tanto al señor Barroso como al señor Lobato nuestras inquietudes sin que ninguno hayan tenido la más mínima atención de convocarnos para buscar soluciones consensuadas".

Por último, los trabajadores de Mará apostillaron que "nosotros no estamos trabajando en los recursos de la asociación por casualidad, sino porque en los años 90, Cáritas Diocesana y el gobierno municipal de IU subscribieron un convenio para prestar un adecuado servicio a los colectivos más desfavorecidos de la población". En base a ello, reseñaron que Cáritas asumiría la responsabilidad de la gestión y el Ayuntamiento aportaría parte de los gastos que dicha función conlleva, entre los que se encontraban el salario de los empleados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios