Maersk desvía sus buques hacia Tánger-Med para evitar Algeciras

  • La naviera cambia tres rutas hacia Marruecos, Malta y Barcelona para que la huelga de la estiba le afecte lo menos posible

La tensión entre los portuarios se acrecienta tras la aprobación de la reforma de la estiba por parte del Gobierno de España. La tensión entre los portuarios se acrecienta tras la aprobación de la reforma de la estiba por parte del Gobierno de España.

La tensión entre los portuarios se acrecienta tras la aprobación de la reforma de la estiba por parte del Gobierno de España. / d.c.

La naviera Maersk Line ha vuelto a poner en marcha un plan de contingencia para evitar las escalas en el puerto de Algeciras ante el escenario de conflictividad laboral en el sector de la estiba que ya ha provocado el desvío de tres buques incluso antes de que comiencen formalmente los paros convocados por los sindicatos, previstos a partir del próximo miércoles 24.

La principal compañía de transporte marítimo del mundo, sustentadora de gran parte de la actividad de transbordo en el puerto de Algeciras, ha habilitado un espacio de información al cliente en su portal web donde se recoge que los tres buques que no tocarán tierra en Algeciras serán estibados en Tánger-Med (Marruecos), Malta o Barcelona.

La patronal reclama el cese de inmediato de las medidas de presión para poder negociar

El primero de los desvíos se produjo ayer viernes. El MSC Ilona pasó de largo y en lugar de atracar en Algeciras se dirigió hacia Malta. Para hoy sábado estaba prevista la llegada del Cezanne, que operará finalmente en Tánger-Med mientras que para el domingo 21 la escala del SL Washington será desviada a Barcelona o Malta (aún sin decidir). El puerto catalán ha sido uno de los beneficiarios de los desvíos previos, con un incremento del 26% en el total de contenedores manipulados entre enero y abril.

La actividad en las terminales de todo el país se encontraba ayer ralentizada, según denunciaron las empresas estibadoras. Este menor ritmo de trabajo en las terminales también tuvo su reflejo en los accesos, donde los camiones se acumulaban a la espera de que se les autorizase la entrada para dejar o tomar contenedores en sus remolques.

La Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Consignatarias de Buques (Anesco) y los sindicatos del sector de la estiba retomarán el próximo lunes bajo este escenario la negociación para intentar alcanzar acuerdos que eviten la huelga, cuyo arranque se mantiene previsto para el próximo miércoles y con ocho jornadas alternas de paros hasta el 9 de junio. La patronal reclama que cesen de inmediato las medidas de presión -consistentes en la ya citada baja actividad en los muelles- para negociar sin elementos distorsionantes.

La cita se celebrará en el marco de la Comisión Paritaria Sectorial Nacional (órgano compuesto por la representación de las empresas y por las organizaciones sindicales más representativas del sector), donde ya hubo una reunión el pasado jueves que concluyó sin avances.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios