Lucía Torrejón asume la presidencia del agonizante GDR de Los Alcornocales

  • Los impagos de sus integrantes y las deudas reclamadas hacen casi inviable su continuidad

El Grupo de Desarrollo Rural (GDR) de los Alcornocales podría tener sus horas contadas, al no salir las cuentas de esta entidad que ahora preside la paternera Lucía Torrejón, a la sazón presidenta también de la Mancomunidad de la Janda. Fue en la última asamblea extraordinaria donde Lucía Torrejón fue elegida por unanimidad y quedaron igual el resto de cargos de la Junta Directa.

Tras tomar posesión de su cargo, se ha comprobado el débito existente por parte de muchos de los ayuntamientos y entidades que forman parte de esta entidad, lo que puede provocar que no se puedan acoger a las ayudas incluidas en el nuevo marco comunitario.

Ante esta situación no se descarta iniciar el proceso para llevar a la disolución de esta entidad que podría perder unos cuatro millones de euros en ayudas para incentivar nuevos proyectos en la comarca interior de la Janda y resto de municipios que forman parte de este grupo.

Actualmente se trabaja en un recurso contra la Junta de Andalucía, que le reclama una partida económica de 254.000 euros por el desarrollo, en 2014, de un proyecto de señalización turística que no ha sido justificado en tiempo y forma. Desde el GDR se considera que se hizo correctamente y que ese dinero se empleó en el fin para el que se dispuso la subvención.

Uno de los ayuntamientos más críticos con esta situación es el de San José del Valle, cuyo alcalde, Antonio González, anterior presidente en funciones, no descarta salirse de ese Grupo de Desarrollo Rural y pasarse al existente en la comarca litoral de La Janda para poderse beneficiar de los cuatro millones de euros previstos para esta zona de la comarca jandeña.

Los más perjudicados por la disolución del Grupo de Desarrollo Rural (GDR) de Los Alcornocales serían sus empleados, que serán despedidos y habiendo perdido ocho meses de las prestaciones por desempleo, ya que están desde junio sin cobrar sus nóminas y aportando 56.000 euros de sus bolsillos en forma de descuentos para mantener abierto el Grupo de Desarrollo Rural, según han apuntado fuentes consultadas por Diario de Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios