Lorenzo: "No hemos vendido bien la unión de las variantes"

  • El delegado de Obras Públicas desvela que se ha triplicado el proyecto de El Puerto

El delegado provincial de Obras Públicas, Pablo Lorenzo, estuvo ayer en El Puerto de Santa María para explicar, primero en rueda de prensa y después ante un grupo de comerciantes y empresarios, qué pasa con el proyecto de conexión entre la variante de Rota y la de los Puertos, una obra impulsada por la Junta de Andalucía que ha despertado incertidumbre por el desconocimiento general sobre lo que allí se está ejecutando y los plazos de la obra. El delegado explicó que cuando se adjudicaron las obras a GEA-21 y comenzaron los trabajos, con un presupuesto de 13 millones de euros, se trataba "de solucionar un problema local y doméstico, que eran los atascos que se producían en El Puerto sobre todo en verano en la antigua Nacional IV a la altura del centro comercial". Ya con el proyecto del puente en marcha, la Junta se da cuenta de que se queda corto teniendo en cuenta los planes de desdoble de la variante de Rota (A-491) y las nuevas conexiones a través de la variante de los Puertos. El proyecto del puente pasa entonces de tener dos carriles a tener cuatro y aumenta en un 20 por ciento su presupuesto, quedando fijado en 16 millones de euros. Lorenzo explicó que de una actuación "doméstica" se pasó entonces a plantear otra "de carácter metropolitano y supramunicipal, aumentando la inversión y ejecutando una obra que resolviera realmente el problema del tráfico, convirtiendo la nueva actuación en una autovía".

El delegado explicó, por primera vez públicamente, que el proyecto consta ahora de tres fases. La primera es el puente que ya está construido y con todos los detalles ultimados, ejecutada la obra por Gea-21. La segunda fase, con un coste de 5 millones de euros, es la conclusión del puente hasta su desembocadura en el polígono de las Salinas, fase ya adjudicada en abril a la empresa Vera S.A. y cuyas obras ya han comenzado. Se prevé que esta segunda fase esté terminada antes del próximo verano, de forma que con el primer tramo de puente ya ejecutado pueda entrar en funcionamiento para esa fecha. Más habrá que esperar para ver realizada la tercera fase, que unirá la salida del puente con la conexión a la A-4 a través de la salida de Doña Blanca. Estos trabajos no han sido aún licitados pero según el delegado, las obras podrán comenzar antes de que se concluya la segunda fase. En total el presupuesto de la conexión entre las dos variantes se sitúa en 33 millones de euros.

Pablo Lorenzo admitió ayer que la Junta no ha sabido "vender bien" esta actuación, ya que como dijo "estábamos tan orgullosos de la mejora en el proyecto que no nos hemos ocupado de explicárselo a los ciudadanos", ya que la única presentación pública que se hizo del proyecto se limitaba al actual puente hoy terminado y sin uso hasta el verano próximo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios