Localizada en Los Bateles la pitón perdida en Castilnovo

  • La Guardia Civil denuncia a la dueña de la serpiente por varias irregularidades

Comentarios 6

Dos personas que paseaban por la playa de Los Bateles, en Conil, se toparon la noche de anteayer con la serpiente pitón de más de un metro de longitud que su propietaria perdió la mañana del pasado 31 de julio en la cercana playa de Castilnovo. Desde entonces, guardias civiles de Conil apoyados por una patrulla del Seprona buscaban el reptil que se le había escapado a su dueña en un descuido.

La Guardia Civil entregó la serpiente, una pitón real, a su propietaria, que fue quien denunció la desaparición de su mascota. Pero además del animal recuperado, los agentes le entregaron también una denuncia. Entre otras cosas, por carecer de la documentación necesaria para poder tener ese tipo de animal como mascota.

Las personas que localizaron a la serpiente desaparecida comunicaron el hallazgo a la Guardia Civil de Conil hacia las diez de la noche del pasado domingo, según explica una nota de prensa difundida ayer por el instituto armado. Unos agentes acudieron entonces inmediatamente a la playa de Los Bateles, ubicada frente al casco urbano de Conil, y se hicieron cargo del animal, que había sido introducido en una nevera playera.

Tras recoger a la serpiente, los guardias se la entregaron a su propietaria. Fue entonces cuando también le dieron la noticia de la denuncia. El comunicado señala que la mujer ha sido denunciada porque su mascota no ha sido registrada en el Ayuntamiento de Conil, porque el animal carece de microchip de identificación y porque no consta que la propietaria tenga la licencia administrativa correspondiente necesaria para poseer una serpiente pitón.

La denuncia incluye otras supuestas irregularidades. Según la nota de la Guardia Civil, la propietaria del reptil carece de seguro, no adoptó las medidas oportunas para evitar que el animal se escapase o se extraviase y también incumplió la normativa sanitaria sobre las condiciones de los animales en las zonas de baño en época estival.

La dueña de la serpiente pitón únicamente poseía la factura de compra de la mascota y un documento de importación del animal, según la nota difundida por la Guardia Civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios