Juicio por una presunta estafa de viviendas en Jerez y Arcos

  • Trece clientes reclaman al propietario del Grupo Jale más de un millón de euros

El propietario de Grupo Jale, José Antonio López Esteras, y dos de sus hijos declaran hoy en Jerez como imputados por varios delitos de estafa, malversación de fondos, apropiación indebida, insolvencia punible y daños por imprudencia grave, a raíz de la denuncia de 13 clientes que le reclaman más de un millón de euros.

La primera querella contra Inmobiliaria Amuerga -perteneciente a Grupo Jale y declarada en suspensión de pagos- la interpuso un cliente que afirma que entregó a López Esteras 499.000 euros por la compra sobre plano en 2006 de 22 viviendas en Residencial San Mateo de Jerez y en Arcos. Afirma que, pese a entregar ese dinero, "no se ha hecho ninguna obra y además no se emitieron los avales bancarios de las cantidades entregadas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios