La quema del Jartible puso el broche a los días de Carnaval en Puerto Real

  • En la misma jornada se celebró una fiesta infantil por la mañana y por la tarde desfiló la Cabalgata con los diferentes premios del concurso de disfraces

El Carnaval puertorrealeño vivió ayer el epílogo a lo que han sido unas jornadas intensas donde el fuerte viento de levante ha compartido protagonismo con la diversión en las calles de la ciudad. Un fin de fiestas bastante repleto de actividades dado que al mediodía tuvo lugar una gran fiesta infantil que constituyó un buen preludio a la Cabalgata del Humor y el pregón y quema del Jartible que acontecerían posteriormente.

Poco antes de las cinco, el colegio de La Salle comenzó a llenarse de colorido y ambiente festivo con la formación de la cabalgata que estuvo compuesta por un total de ocho carrozas, una de las cuales pertenecía al coro local 'Al enemigo ni agua'. En este sentido, hay que indicar que la Piñonera Mayor, Paloma Olmo, y su corte de piñonera, viajaban en una de ellas, al igual que el Jartible, Luis Rodríguez Armario, que disfrazado de bombero también contaba con una propia. Durante el recorrido por las calles se lanzaron hasta 40.000 serpentinas y 1.000 kilos de papelillos.

A las agrupaciones carnavalescas locales, que integraron también el cortejo festivo, se les unieron las personas que participaron en el concurso de disfraces en sus diferentes modalidades. En categoría individual, el primer premio fue para un pingüino muy particular que representaba un tema tan de moda como el cambio climático. En parejas, el primer galardón fue para dos personas que reprodujeron un emblema del municipio como es el Kiosco Fría, ubicado en la confluencia de las calles Ancha y De la Plaza. Por último en grupos, unos gitanos con ganas de cachondeo se alzaron con la primera distinción bajo la denominación de 'De romería, cualquier día'.

Para alegrar la cabalgata, también se contó con diferentes conjuntos de animación bastante diversos. Así, los más pequeños pudieron disfrutar con un Safari muy peculiar, unos gorilas bomberos y un grupo de batucada. Igualmente, las dos bandas de música de Puerto Real, Pedro Álvarez Hidalgo y Virgen de la Estrella, también intervinieron en la cabalgata.

La caravana carnavalera desembocó en la Plaza Rafael Alberti, en donde a las nueve de la noche dio comienzo el pregón del Jartible. En el mismo, Luis Rodríguez realizó un repaso por la actualidad política de la localidad, además de hacer referencias a las agrupaciones carnavalescas de la Villa de este año. Todo con un toque divertido que fue la antesala de la quema del muñeco del Jartible.

Tras todo ello, una función de fuegos artificiales pusieron el colofón al Carnaval de Puerto Real de manera oficial, ya que dentro del programa aún quedan varios eventos entre los que destaca el tradicional Carnavalito Moruno de la peña Los Moros que el próximo domingo vivirá su XX edición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios