La Janda revitaliza su total oposición a los proyectos eólicos en aguas de Trafalgar

  • Conil, Vejer y Barbate piden a Industria "un pronunciamiento claro" que excluya el litoral jandeño del mapa energético

Comentarios 5

Los ayuntamientos de Conil, Vejer y Barbate, y diversos colectivos sociales de la comarca de La Janda han vuelto a manifestar, de forma unitaria, su "rechazo más enérgico a la instalación de parques eólicos marinos en Trafalgar", después de los últimos movimientos administrativos del Gobierno que refrendan su interés por estudiar a fondo la viabilidad de explotar este tipo de energía renovable en aguas gaditanas.

En una reunión celebrada el viernes en la sede del Grupo de Desarrollo Rural (GDR) de la Janda Litoral, en Vejer, los agentes sociales reactivaron la plataforma de oposición a las eólicas marinas y elaboraron un manifiesto en el que pidieron al Ministerio de Industria un "pronunciamiento claro" sobre la exclusión de Trafalgar del mapa energético que está elaborando, y que clasifica a la costa gaditana, por ahora, como "zona con condicionantes medioambientales" para la instalación de aerogeneradores -aquellos espacios en los que habrá que estudiar los posibles impactos de los proyectos eólicos en el entorno-.

El manifiesto fue suscrito por los alcaldes de Vejer (PSOE), Conil (IU) y Barbate (PSOE), los representantes de las cofradías de pescadores de Conil y Barbate, los representantes de las almadrabas de Conil, Barbate y Zahara de los Atunes, los portavoces sindicales de dichas almadrabas, representantes de todas las fuerzas políticas con representación en los tres ayuntamientos (PSOE, PP, IU y PA) y representantes de asociaciones vecinales de la comarca.

El documento recalca "los múltiples impactos" que la instalación de aerogeneradores provocarían sobre la zona y destaca su incidencia sobre la pesca tradicional, las almadrabas, y la migración de aves y de peces. Además, la plataforma esgrime en contra de los proyectos su "incuestionable impacto visual"; las afecciones provocadas por las radiaciones electromagnéticas de la línea de evacuación energética; y la incompatibilidad de los aerogeneradores con los yacimientos arqueológicos por localizar en Trafalgar, entre otras cuestiones.

Todas estas cuestiones estaban recogidas en las alegaciones enviadas al Gobierno para pedir la exclusión de Cádiz del mapa eólico, pero la Administración, en el análisis de dichas alegaciones, expresa la necesidad de estudiar los planes uno a uno para conocer el alcance real de sus impactos.

En el manifiesto, los agentes sociales jandeños plantean iniciar una serie de "medidas de presión", entre las que se incluyen la convocatoria de plenos extraordinarios en los tres pueblos, la Mancomunidad de la Janda y la Diputación; y una manifestación pública en tierra o con barcos. "Estas empresas no nos van a achicar ni empequeñecer con sus elevadas cifras económicas, ni con sus poderes mediáticos. La plataforma se va a poner las pilas y se va a organizar una hoja de ruta contundente", señala el manifiesto.

Otra de las propuestas expresadas en la reunión es la de solicitar audiencias al presidente de la Junta, Manuel Chaves, y al Ministerio de Industria, para exigir que se descarte Cádiz del mapa eólico. "En nuestros pueblos no queremos que continúe éste procedimiento administrativo. Queremos mandar un mensaje claro a las empresas: Nuestros pueblos no se venden. Pedimos un mapa de energía donde no se vea afectado nuestro futuro, ni el de las generaciones venideras ni el de los ecosistemas", recogen diversos puntos del manifiesto.

La oposición social, reflejada en este nuevo manifiesto de la plataforma, se mantiene como el principal obstáculo a los proyectos para instalar turbinas eólicas en aguas de Trafalgar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios