IU insiste en las irregularidades del geriátrico Gecosol y habla de "dejación de la Junta"

  • Piden la dimisión de la delegada provincial de Asuntos Sociales por no investigar a fondo el caso

Izquierda Unida, a través de su portavoz municipal, Pepa Conde, y del parlamentario andaluz Ignacio García, ha vuelto a insistir en las irregularidades denunciadas en el geriátrico Gecosol-Puertoluz de Valdelagrana, principalmente por falta de personal. Para IU, el problema radica principalmente en el perjuicio que podrían causar estas anomalías a la atención sobre los ancianos usuarios de la residencia, teniendo en cuenta que está ubicada sobre suelo municipal y que la Junta de Andalucía ha concertado con la empresa 40 plazas .

Conde ha incidido sobre el hecho de que a menudo, la residencia cuenta con menos personal de los que debería para atender a todos los ancianos adecuadamente. Esta situación, según IU, implica que a veces los residentes tengan que esperar una hora para recibir el desayuno, o que no se siga el protocolo de duchas. Igualmente denuncian otros detalles como que el comedor no tenga dietas específicas para ancianos con determinadas enfermedades o que sólo haya cuatro palangas para toda una planta del edificio, en lugar de individuales. Todos estos puntos son negados por la directora de las instalaciones, Natalia Fernández, señalando que "siempre hemos cubierto todos los turnos con antelación" salvo un día, en el que no se pudo suplir una baja repentina. Lo único que confirma de las denuncias de IU es el uso de manoplas normales, en lugar de las desechables, pues éstas "atascan las tuberías y los ancianos prefieren las de siempre", aunque también apunta que éstas se reponen constantemente.

Pero IU va a más con su denuncia, elevada al Parlamento andaluz, y acusa a la Administración autonómica de "dejación" por no investigar a fondo estas supuestas irregularidades. IU pide la dimisión de la delegada provincial de Asuntos Sociales, Manuela Guntiñas, por enviar recientemente una inspección a las once y media de la noche, cuando, según la formación, a esas horas no se puede realizar una evaluación del estado del centro. Además, apuntan que "todas las inspecciones estaban avisadas" en el geriátrico con antelación, para que "todo estuviera a punto". Ignacio García ha señalado que el concierto de la Junta con esta empresa privada son un ejemplo de las "políticas neoliberales del PSOE", que pretende potenciar los negocios privados, en detrimento del servicio público por cuestiones de rentabilidad. García recuerda que en Cádiz hay unos 50.000 ancianos dependientes y sólo 4.300 plazas en residencias especializadas, con una lista de espera oficial de 1.300 ancianos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios