IU pide explicaciones a la Junta por el desembalse que enturbió el río

  • La Agencia del Agua opina que "no está demostrado" que la presa sea la causa

Comentarios 1

El diputado regional de Izquierda Unida (IU) por la provincia de Cádiz, Ignacio García, pidió ayer "explicaciones inmediatas" a la consejera de Medio Ambiente de la Junta, Cinta Castillo, sobre el informe elaborado por la empresa Piscícola de Trebujena que apunta al desembalse de la presa sevillana de Alcalá del Río que tuvo lugar en noviembre del pasado año como causante de la turbidez que desde hace ya más de seis meses soporta el río Guadalquivir.

García considera "muy graves" las denuncias del informe, adelantadas ayer por este medio, y afirma que dan motivo a que se depuren responsabilidades tanto en la consejería de Medio Ambiente como en la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

El diputado señaló que, en caso de confirmarse, el contenido del informe de la empresa de Trebujena desvela una gran "irresponsabilidad y es síntoma de la descoordinación entre la Junta de Andalucía y la Confederación Hidrográfica". En este sentido, el diputado de IU criticó que se hagan desembalses forzados sin un análisis previo que evalúe el posible impacto como el arrastre de fango producido, que está afectando gravemente a empresas acuícolas de Sanlúcar y Trebujena.

El parlamentario insistió además en la necesidad de comparecencia de la consejera de Medio Ambiente para que explique "el descarado intento de achacar la turbidez del río a causas naturales, explicaciones, que como ya dijo IU en su momento, fueron bastante burdas, sobre todo teniendo en cuenta que esta situación no se ha dado en otros ríos de la región, pese a que las condiciones climáticas han sido iguales".

Mientras, el presidente de la Agencia Andaluza del Agua, Francisco Tapia, opinó que «no está confirmado, ni mucho menos», que las aguas turbias del Guadalquivir se deban al desembalse de la presa sevillana. El titular del ramo indicó que las administraciones están trabajando en averiguar la causa de la situación y añadió que, según las informaciones de las que dispone el órgano de la cuenca, «no entiende que un desembalse en Alcalá haya producido estos problemas».

La investigación elaborada por la compañía Piscícola de Trebujena refleja que el desembalse acometido durante los días 21, 22 y 23 de noviembre, fechas que coinciden con la pérdida de claridad de las aguas, tuvo unas dimensiones descomunales y provocó la aparición de más de cinco millones de toneladas de fango.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios