El IMPI coordinará con la Junta el desarrollo de las obras del tranvía

  • El organismo autónomo asumirá el seguimiento de la actuación, lo que evitará al PP y a Urbanismo una implicación directa y constante · De Bernardo recuerda que es un proyecto dinamizador de la economía

La delegada general del Área de Urbanismo, María del Carmen Pedemonte (PP), lo apuntó hace un par de semanas en el transcurso de un desayuno con los medios de comunicación, pero ayer lo confirmaron tanto el alcalde, Manuel de Bernardo (PA), como el responsable municipal del Instituto Municipal de Promoción de la Ciudad (IMPI), Manuel Prado (PA). No será la Gerencia Municipal de Urbanismo -como hasta ahora se creía- la que asumirá las mayores responsabilidades en la ejecución y desarrollo de las obras del tranvía y del proyecto de semipeatonalización de la calle Real, sino el IMPI.

Este organismo autónomo local asumirá las necesarias tareas de coordinación entre la Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento y la empresa que resulte adjudicataria de los trabajos, durante el desarrollo de las obras del tranvía, que atravesará la calle Real.

La decisión, según explicó a este periódico el alcalde, Manuel de Bernardo, se ha adoptado ahora que la Junta ha licitado ya las obras -la próxima semana expira el plazo de presentación de ofertas y se espera que los trabajos estén adjudicados en el próximo mes de abril para que puedan dar comienzo en el verano- y atendiendo, sobre todo, al trasfondo del proyecto previsto. Es decir, que las obras van más allá de una mera actuación urbanizadora a gran escala del centro de la ciudad al perseguir unos objetivos económicos y comerciales evidentes.

"Se trata de un proyecto cuyo fondo es la transformación económica de la ciudad -afirmó De Bernardo- es un proyecto dinamizador, de promoción de La Isla, por eso compete al IMPI en un primer lugar y, luego, a otras muchas delegaciones y áreas municipales entre las que se encuentran Urbanismo, Tráfico y Comercio".

Lo cierto es que la decisión eximirá a la Gerencia Municipal de Urbanismo -en manos del PP, que hasta ahora ha insistido en su rechazo al proyecto previsto para la calle Real- de una implicación directa y constante en el desarrollo de los trabajos. "Habrá cuestiones eminentemente urbanísticas que tendrá que resolver la Gerencia -explicó a este periódico Manuel Prado (PA)- pero de la coordinación de todos los trabajos con el Ayuntamiento, con la adjudicataria y la propia Junta nos encargaremos nosotros (el IMPI)", reiteró el concejal Manuel Prado.

El Instituto Municipal de Promoción de La Isla, de hecho, asume ya la coordinación de proyectos como el Centro de Congresos que se está terminando de adecuar en las instalaciones del viejo cine Almirante, también en la calle Real, la reforma del histórico Castillo de San Romualdo o la puesta a punto del Parque de la Historia y el Mar, según recordó ayer el alcalde. "Todas ellas son actuaciones pensadas para dinamizar la ciudad, la calle Real y su entorno y para reactivar la economía local", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios