Sanlúcar

Historia viva en el Congreso del V Centenario

  • El encuentro sobre la Vuelta al Mundo se clausuró ayer en Sanlúcar analizando su influencia, que ha llegado a nuestros días

María del Carmen Borrego, historiadora de la Universidad de Sevilla, en el Castillo de Santiago, sede del congreso. María del Carmen Borrego, historiadora de la Universidad de Sevilla, en el Castillo de Santiago, sede del congreso.

María del Carmen Borrego, historiadora de la Universidad de Sevilla, en el Castillo de Santiago, sede del congreso. / f.j.f.

La Circunnavegación también da para hablar de dietas y productos de lujo. El II Congreso Internacional sobre la Primera Vuelta al Mundo se clausuró ayer en Sanlúcar con un programa de ponencias que profundizaron, entre otras cuestiones, en las numerosas huellas que dejó aquella expedición en aspectos muy diferentes de nuestra vida actual.

María del Carmen Borrego, historiadora de la Universidad de Sevilla, se propuso -y consiguió- atraer el interés de los participantes del encuentro hacia las influencias culturales y, especialmente, dietéticas derivadas de la hazaña de Fernando de Magallanes, Juan Sebastián Elcano y sus hombres. En lo que se refiere a la alimentación y los productos de lujo, las tierras europeas, indianas y filipinas "completaban un círculo" de intercambios comerciales y culturales entre los tres continentes durante el siglo XVI cuyas repercusiones "rezuman hasta nuestros días".

La experta Carmen Borrego habló de los alimentos y productos de lujo "heredados"

Borrego, que es también propietaria de una bodega jerezana, sostuvo que los ecos de la gesta de Magallanes y Elcano no se perdieron en la Historia, sino que siguen vivas cinco siglos después, "aunque no nos demos cuenta". En dietética, ahí continúan muy presentes, por ejemplo, el maíz, la patata y el ají, que es "una especie de guindilla que sustituye a la pimienta". En Filipinas, las hembras de los búfalos de agua eran utilizadas en aquellos tiempos para la obtención de leche y, en la actualidad, para la elaboración de queso mozzarella.

Más allá del ámbito gastronómico, perduran el tabaco, la seda y, por supuesto, los mantones de Manila, por mencionar sólo algunos ejemplos. Hacia finales del siglo XIX y principios del XX, las primeras etiquetas de manzanilla de Sanlúcar reflejaban perfectamente algunos elementos de la cultura filipina que se abrió al mundo a partir de la Circunnavegación. Por no hablar de las pinturas costumbristas del XIX.

En palabras de Borrego, "mucho de lo que tenemos hoy es consecuencia indirecta de la Primera Vuelta al Mundo de Magallanes y Elcano, porque fue el primer viaje que tocó aquellas tierras, suscitando a partir de ahí el interés comercial".

La doctora especializada en Historia de América destacó, igualmente, el descubrimiento del Estrecho de Magallanes como "consecuencia directa" de la expedición. "Fue algo muy importante, al tratarse del único paso que había del océano Atlántico al Pacífico. Era tan importante como difícil de atravesar, prácticamente imposible. De hecho, incluso en la actualidad plantea muchísimos problemas. Como no había más pasos que ése del sur, muchos siglos después se construiría el Canal de Panamá, que podría considerarse una consecuencia indirecta de la Primera Vuelta al Mundo", explicó.

Según Borrego, desde aquella impresionante hazaña "han chorreado hasta nuestros días numerosas cuestiones sobre las que algunas veces pasamos por encima, pero que hay que recordar". "La Primera Vuelta al Mundo es Historia viva. La Historia sirve y solamente hay que analizar cómo evoluciona teniendo en cuenta siempre que la raíz profunda sigue estando en nuestras manos", reflexionó.

Este congreso celebrado en el Castillo de Santiago ha mirado, un año más, a la conmemoración del V Centenario, que será entre los años 2019 y 2022. Y lo ha hecho refrescando la Historia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios