Hallan dos fardos de hachís en el vertedero de Miramundo

  • La Policía de Ceuta investiga el origen de la droga, que llegó en un camión de basura

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Ceuta investigan el hallazgo de dos fardos de hachís en un camión de la basura procedente de la ciudad autónoma que descargó en el vertedero mancomunado de Miramundo, en Medina Sidonia, según informó ayer la agencia Efe. Esta no es la primera vez que se produce en este lugar un hallazgo tan insólito como éste, pero sí más dramático. A finales del mes de septiembre de 2004, los trabajadores de estas instalaciones encontraron el cadáver de un hombre de origen subsahariano de entre 30 y 40 años, que presentaba un golpe en la cabeza. Al parecer, también llegó a bordo de un camión de la basura procedente de Ceuta.

Ecologistas en Acción denunció ayer, a través de un comunicado, que "el cúmulo de irregularidades es tal", que "hasta se cuelan fardos de hachís". El vertedero depende, desde el punto de vista de la gestión política, del Área de Medio Ambiente de la Diputación Provincial.

Los conservacionistas insistieron en que "la acumulación de irregularidades que atesora el vertedero de Miramundo no parece tener fin: la última, la de recepcionar basura de Ceuta, incumpliendo flagrantemente las limitaciones tanto del Plan Provincial de Gestión de Residuos Urbanos como la Declaración de Impacto Ambiental y la Autorización Ambiental Integrada".

Los ecologistas denunciaron que el responsable técnico del vertedero desde el año 2004 y perteneciente a Eptisa, la empresa que realiza la asistencia técnica de la planta, ha certificado por escrito que "el diseño y ejecución del vertedero de Miramundo se ha realizado conforme a la Declaración de Impacto Ambiental que autorizó la instalación".

Para los Ecologistas "esta afirmación es totalmente falsa y es el documento que sirvió para obtener la Autorización Ambiental Integrada por parte de la Delegación Provincial de Medio Ambiente el año pasado y la Declaración de Impacto Ambiental de 24 de junio de 1998. Este documento estipulaba que los rechazos de residuos sólidos urbanos que serán depositados en el nuevo vertedero "deberán acondicionarse previamente". Y que "no se permitirá, con carácter general, el depósito de residuos con un porcentaje de materia orgánica superior al 10 por ciento y que no estén previamente embalados".

La organización conservacionista ha denunciado en reiteradas ocasiones que "el vertedero de Miramundo no realiza ningún tratamiento previo de la basura, ni compostaje ni biometanización, con lo que los desechos urbanos van directamente a vertedero".

Y aseguran que "los más de 5 millones de toneladas de residuos que acumula representan un volumen descomunal, por encima de las cantidades asignadas en el Plan Provincial y, además de las evidentes secuelas ambientales, están reduciendo de forma alarmante la vida útil del vertedero".

Por último, critican que "los responsables de este desaguisado no den cuenta de su gestión ni dimitan, cuando se dispone de un vertedero más cercano a Ceuta, en Los Barrios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios