Las obras de la Gran Plaza sobre el río, paralizadas a la espera de los cambios

  • Ernesto Marín ha pedido "suavizar" las conexiones con las plazas de Andalucía y España · La empresa constructora ha presentado un presupuesto, pero no ha sido aceptado por el Ayuntamiento

Comentarios 2

Las obras de Gran Plaza sobre el río Iro se encuentran paralizadas desde hace ya varios días, a la espera de que Ayuntamiento y empresa constructora alcancen un acuerdo para modificar parte del proyecto. Estas modificaciones pretenden reducir el impacto visual del nuevo equipamiento tanto desde la plaza Andalucía como desde la plaza de España.

Así, al menos, lo ha solicitado el propio alcalde, Ernesto Marín, a la empresa adjudicataria del aparcamiento subterrnáneo que se ha habilitado junto al río y que desde hace meses funciona sin problema alguno.

La empresa adjudicataria se había comprometido, según pliego de condiciones, a ejecutar las obras de la Gran Plaza sobre el río. No obstante, determinadas actuaciones eran responsabilidad económica del propio Ayuntamiento.

Precisamente por ello, el actual equipo de gobierno optó por introducir en el proyecto una serie de modificaciones, entre ellas la de minimizar el impacto visual que supone esta plaza. Asimismo, los actuales responsables municipales plantearon una modificación en la distribución y contenido del mobiliario urbano, destacando en este sentido la anulación de un pedido a una empresa catalana que debía servir una serie de grandes maceteros, cada uno de los cuales estaba valorado en 9.000 euros.

Sin embargo, la principal preocupación era integrar, dentro de lo posible, la Gran Plaza con el entorno. Para ello, la empresa constructora debía presentar un proyecto, acompañado del correspondiente presupuesto, en el que se recogieran una serie de ideas planteadas por el alcalde, con objeto de "suavizar" las conexiones con ambas plazas, la de Andalucía y la de España.

Sin embargo, el primero de los presupuestos que ha llegado al Ayuntamiento no ha sido aceptado por el equipo de gobierno, existiendo discrepancias en varios asuntos, aunque se ha destacado la voluntad de la empresa adjudicataria para intentar satisfacer las peticiones municipales.

Esto ha llevado a que las obras de la plaza se hayan detenido por completo, a la espera de que Ayuntamiento y empresa se pongan de acuerdo tanto sobre el contenido de las reformas, como sobre el presupuesto.

En principio, y según han reconocido fuentes municipales, se espera que esta próxima semana se mantenga una nueva reunión, donde se presente un presupuesto modificado, que permita no sólo continuar con las obras, sino también su finalización en un corto periodo de tiempo.

Esta circunstancia va a conducir a una nueva demora, ante la desesperación de los comerciantes de la plaza Andalucía, algunos de los cuales ya han mostrado su malestar por las molestias que vienen sufriendo desde hace años. Y es que las obras de la Gran Plaza sobre el río Iro van camino de batir todos los récords negativos. Sin ir más lejos, el Partido Popular, ahora socio de gobierno municipal, llegó a denunciar ante la Junta Electoral que el PSOE tenía todo preparado para inaugurar la Gran Plaza días antes de las pasadas elecciones municipales. Esta posibilidad no sólo fue desmentida en su día por el PSOE, sino que, a la vista está, era totalmente infundada.

De esta manera, el avance que han experimentado las obras de la Gran Plaza desde las últimas elecciones municipales, celebradas el 27 de mayo del pasado año, hasta la fecha, es prácticamente nulo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios