El Gobierno sentencia que "no tiene margen" para dar ayudas a los pescadores por el gasoil

  • Espinosa asegura que no puede subvencionar al sector, que se ha movilizado por baja rentabilidad

La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, subrayó ayer que el Gobierno ha destinado al sector pesquero el "tope máximo" de subvenciones autorizado por la Unión Europea (UE), por lo que actualmente "no tiene margen" para conceder ayudas directas que compensen el alza del precio del combustible.

La ministra manifestó la disposición de su departamento a estudiar la situación con la patronal del sector, que ha convocado un amarre indefinido de la flota para exigir medidas que palien la crisis que está atravesando la pesca. Espinosa añadió que algunos de los empresarios del sector solicitan que se incrementen las ayudas, pero recordó que la pesca está regulada por la UE y el Gobierno ya consumió el máximo autorizado en "la primera crisis que hubo por las mismas circunstancias de encarecimiento del carburante".

"Hicimos todas las gestiones para que la UE aumentase los topes que estaban establecidos y poder así dar una segunda ayuda cuando volvieron a incrementarse los precios", agregó Espinosa, quien incidió en que el Ejecutivo "hoy no tiene margen en cuanto a ayudas directas". No obstante, la ministra apuntó que España planteará a la Comisión de Pesca, junto con otros países como Francia, Italia o Portugal, que se pueda destinar al sector un porcentaje del Fondo Europeo de la Pesca para atajar esta situación.

La titular de Medio Rural y Marino indicó que hace unos días su departamento brindó a las cofradías de pescadores su ayuda para mediar con las distribuidoras de gasoil a fin de que se alcance un acuerdo que "mejorase las condiciones actuales entre cliente y proveedor". "Habíamos tenido algunas reuniones con las asociaciones de la gran distribución de España y estamos dispuestos a retomarlas", especificó.

Los pescadores andaluces, al igual que los del resto del país, pararon de manera progresiva la pasada semana hasta culminar el viernes en una manifestación en Madrid como protesta por "la falta de medidas encima de la mesa" del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino para solucionar la "imparable subida del precio del gasóleo y el bajo precio del pescado en primera venta". Los pescadores lamentan que la situación está afectando a la rentabilidad de toda la flota.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios