Alerta en La Línea por el narcotráfico

El Gobierno se plantea adoptar más medidas de seguridad en La Línea

  • El subdelegado afirma que la prioridad es encontrar al narco rescatado el pasado martes en el hospital y al grupo de asaltantes

  • Los profesionales sanitarios piden más implicación al SAS

La reunión de la mesa técnica de seguridad, celebrada ayer en el Ayuntamiento linense. La reunión de la mesa técnica de seguridad, celebrada ayer en el Ayuntamiento linense.

La reunión de la mesa técnica de seguridad, celebrada ayer en el Ayuntamiento linense. / e. s.

Comentarios 2

La Línea se despertó ayer entre la indignación y la sensación de que la ciudad necesita más seguridad. El suceso que tuvo lugar el martes por la tarde, en el que una veintena de encapuchados irrumpió en el hospital para llevarse por la fuerza a un presunto narco, dejó un reguero de reacciones de rechazo desde todos los ámbitos. El subdelegado del Gobierno en Cádiz, Agustín Muñoz, cuestionado por las medidas que se tomarán tras un suceso digno de película, indicó que la prioridad ahora es buscar al huido y a los asaltantes y admitió que el Ejecutivo deberá actuar de alguna forma, aunque no específico cómo lo hará.

La reunión semanal de la mesa técnica de seguridad coincidió ayer con el día después de los hechos, por lo que la situación se analizó en caliente por parte de los responsables de los cuerpos y fuerzas de seguridad en la ciudad y con la presencia del subdelegado del Gobierno, Agustín Muñoz, que expresó su apoyo a los dos policías que custodiaban al detenido y elogió su "templanza" al actuar "con valentía y profesionalidad" en un lugar tan delicado como un hospital.

La búsqueda se amplía a otros municipios tras no hallar a los fugitivos en La Línea

Muñoz aportó varios detalles del suceso. El detenido y posteriormente rescatado, Samuel Crespo Domínguez, iba en una motocicleta con una mujer en la parte trasera. La Policía Nacional tenía una orden de control de este tipo de vehículos porque en los últimos días se han presentado varias denuncias por tirones. En este control una patrulla observó a la moto conducida por Crespo y le dio el alto. La mujer se bajó y el sospechoso se dio a la fuga. Los policías dejaron en el lugar a la mujer y emprendieron la persecución, hasta que Samuel tuvo un accidente y ahí fue detenido.

El fugitivo portaba una documentación falsa con otra identidad y fue trasladado al hospital debido a las heridas que sufrió en el rostro y en una pierna. Fue en el hospital cuando los agentes conocieron que el detenido contaba con una orden de detención y puesta a disposición judicial y otras dos de detención e ingreso en prisión, todas por delitos relacionados con el narcotráfico.

Los agentes estaban junto al arrestado en la sala de curas, donde le atendían una enfermera y una auxiliar, cuando de repente irrumpió el grupo, de unas 20 personas, para llevarse al detenido. En el forcejeo los asaltantes lograron rescatar a Samuel, pero los agentes apresaron a uno de ellos, que resultó ser primo suyo. La huida tuvo lugar en al menos dos vehículos. La Policía sospecha que la mujer que iba con Samuel en la moto fue la que dio aviso al grupo de asaltantes de que había sido detenido.

En ese momento todos los agentes de servicio de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado fueron movilizados para hallar al narcotraficante liberado y a los asaltantes, que al cierre de esta edición continuaban en búsqueda y captura. En un principio, la búsqueda se centró en La Línea y alrededores, aunque al no dar sus frutos el dispositivo se amplió a otros puntos. De hecho ayer no se vio ningún control policial relevante en la ciudad. Los investigadores están intentado identificar a los asaltantes a través del visionado de las cámaras de seguridad del hospital.

La principal consecuencia de este suceso puede ser la implantación de un protocolo de atención médica a los detenidos. Hasta ahora no hay un mecanismo regulado en sí, sino que los arrestados tienen derecho a tener atención médica y suelen ser acompañados por una pareja de policías, que vigilan al reo en un lugar distinto al del resto de pacientes. En el caso de Samuel Crespo, fue en la sala de curas. Muñoz habló ayer de que en el nuevo hospital se realice una atención más rápida a los detenidos por parte del servicio de guardia y en una zona que cuente con más privacidad.

Este suceso ha provocado que el Gobierno considere "tomar medidas y plantearse la situación", aunque el subdelegado recordó que desde el pasado verano, cuando llegaron a La Línea agentes de refuerzo, han aumentado las incautaciones de hachís y tabaco de contrabando.

El asalto al hospital no dejó heridos ni causó daños de consideración, pero el personal del centro se concentró a las puertas de Urgencias para solicitar la puesta en marcha de un protocolo de atención a personas detenidas y una mayor seguridad.

La petición de que se pongan en marcha más medidas de seguridad va más allá del suceso, ya que los profesionales solicitan que, además del incremento de vigilantes, se ponga alguna barrera física para evitar las agresiones por parte de personas que lleguen exaltadas.

Mercedes Nava, delegada de UGT, indicó que este tipo de situaciones no son nuevas para el personal de Urgencias y destacó que las compañeras que curaban al detenido en el momento del asalto sufrieron un gran sobresalto, pero que no les afectó tanto por la "costumbre" a la hora de afrontar agresiones, "aunque hechos no tan graves como este".

José Luis Maiztegui, de CCOO, destacó que el servicio de Urgencias no se cerró ayer a pesar de la situación gracias al trabajo de todos los profesionales y pidió al gerente del hospital y al Servicio Andaluz de Salud que hiciese público su agradecimiento por su profesionalidad: "Todo el mundo siguió trabajando a pesar del hecho tan grave".

Los pacientes que en ese momento estaban en Urgencias sufrieron un "cúmulo de ansiedad", según explicó Maiztegui. "A la que ya tenían por estar en el hospital se unió la que provocó la situación". Mabel Cabeza, del sindicato USAE, lamentó que el Servicio Andaluz de Salud vincule todas sus decisiones, entre ellas la mejora de la seguridad, al traslado definitivo al nuevo hospital. "Necesitamos esas mejoras ya", indicó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios