Provincia

Gibraltar empezará a desmantelar el chatarrero en unos diez días

  • El ministro principal pone en entredicho que todo el chapapote que castiga a las playas algecireñas proceda del 'New Flame' y anuncia que pedirá pruebas

El ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, anunció ayer que en un plazo de diez días se iniciarán los trabajos de desmantelamiento del carguero de chatarra New Flame que se encuentra encallado frente al Peñón desde el pasado mes de agosto.

Caruana afirmó, tras mantener una reunión en la localidad malagueña de Mijas con el secretario de Estado de Asuntos Exteriores español, Bernardino León, que en las próximas semanas se verá una "actividad importante" al respecto y estimó que, salvo que se sufrieran temporales durante todo el invierno, la operación podría finalizar en a finales del mes de marzo o en abril.

En relación a los vertidos aparecidos en las playas algecireñas, Caruana manifestó que es posible que haya sido del New Flame, siempre y cuando sean de lubricante y "en cantidades pequeñas", pero reiteró que es "imposible" que procedan del carguero si son de otro tipo de material.

Caruana aludió a la posibilidad de que la Junta de Andalucía reclame indemnizaciones por los daños y apuntó en este sentido que existen leyes europeas sobre compensaciones por polución que determinan que si hay responsabilidad, los causantes tienen que afrontar los gastos. Así, adelantó que el Gobierno de Gibraltar ha solicitado a las autoridades portuarias de Algeciras una muestra del carburante hallado en las playas de la localidad, para someterlo a pruebas científicas y establecer, de esta manera, si ha salido del buque o no. "Si ha salido del New Flame, afrontaremos las responsabilidades que caigan, y, si no es así, otros lo tendrán que hacer", indicó.

Caruana quiso hacer hincapié además en que el Gobierno de la Roca es "sensible" al hecho de que la opinión pública española tenga una preocupación, porque es un "incidente serio" pero destacó que la operación se está llevando a cabo por las empresas de salvamento y consultoras en la materia más importantes del mundo y por eso no puede aceptar "que se hable de falta de medios en el asunto".

Por su parte, Bernardino León manifestó que en el encuentro transmitió a Caruana la "preocupación" del Gobierno español y también de la Junta de Andalucía sobre la situación del buque y la posibilidad de que pueda producirse alguna consecuencia para el medio ambiente y deseó lograr una solución en el plazo más breve posible de la amenaza que pueda suponer el chatarrero.

Asimismo, se decidió que el Gobierno español y el de Gibraltar pidan conjuntamente a Reino Unido una reunión del Foro de Diálogo sobre el Peñón de las tres partes que se centre especialmente en los asuntos relacionados con el medio ambiente. León adelantó que dicha propuesta "conjunta" de Gibraltar y España contempla que dicha reunión del foro se haga "en las próximas semanas" y a nivel de los diferentes ministerios de Medio Ambiente de los respectivos ejecutivos.

En el encuentro también acordaron el establecimiento de un "mecanismo de enlace" que "permita el seguimiento por parte del Gobierno español de manera permanente de esta cuestión, respondiendo precisamente a ese interés común en cuestiones medioambientales", dijo León.

Por otro lado, el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves,dijo ayer que por parte del Gobierno de Gibraltar "ha habido desidia e irresponsabilidad" en el caso del buque New Flame y confió en que el barco "se retire inmediatamente de las aguas". Chaves afirmó que en este problema "la responsabilidad única, total y exclusiva es del Gobierno de Gibraltar", pues "no sólo no ha actuado, sino que tampoco ha dejado" que intervengan "ni el Gobierno de España ni la Junta", a pesar de su "total disposición a colaborar".

En rueda de prensa, el presidente andaluz reiteró que, por este motivo, los servicios jurídicos de la Junta de Andalucía están "estudiando la posibilidad de reclamar las compensaciones e indemnizaciones" que pudieran corresponderle por "el daño causado" por los vertidos de fuel a las playas de Algeciras.

Tras las declaraciones realizadas por Caruana, Verdemar Ecologistas en Acción exigió ayer a la Junta de Andalucía que "sea valiente" y vaya con un equipo jurídico al buque para coger "tres muestras" y las compare con las recogidas en las playas de Algeciras para "aclarar la situación" y "actuar en consecuencia".

El portavoz del colectivo, Antonio Muñoz, se reiteró en que los vertidos llegados a Getares y El Rinconcillo "proceden de la sala de máquinas del New Flame" porque, tal y como afirmó Caruana, los tanques del buque fueron sellados en fechas anteriores.

Mientras, el Plan de Emergencias municipal continuaba ayer activado y según indicó el Ayuntamiento de Algeciras, ayer aparecieron nuevos restos de hidrocarburos en las playas.

Por su parte, las cofradías de pescadores de Algeciras y La Línea presentarán reclamaciones por las pérdidas que le suponga al sector el New Flame.

"Lo que está pasando aquí es inimaginable. Cuatro meses después, el accidente del New Flame no se ha resuelto. Lo más grave de esta situación es la dejación de responsabilidades del Gobierno andaluz y del Ministerio de Fomento", dijo.

El PP también ha registrado -junto con el PA e IU- una solicitud para que la Diputación Permanente se convoque y solicitar así la comparecencia del Gobierno andaluz. Además, exigirá el cese de la consejera de Medio Ambiente y de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez. El secretario general andaluz calificó de vergonzante que el Gobierno sugeriese la convocatoria de una mesa tripartita./Y.O.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios