Gambín muestra su malestar por el revés de la Junta al circuito

  • El alcalde socialista de Arcos habla de "tremenda decepción" ante el informe negativo

Los terrenos donde se ubicaría el circuito de velocidad de Arcos, próximo al pantano de Bornos. Los terrenos donde se ubicaría el circuito de velocidad de Arcos, próximo al pantano de Bornos.

Los terrenos donde se ubicaría el circuito de velocidad de Arcos, próximo al pantano de Bornos. / d.c.

Comentarios 1

"Supone una tremenda decepción para Arcos este informe desfavorable sobre el circuito de velocidad. Teníamos y seguimos teniendo puestas nuestras esperanzas en una inversión de 20 millones de euros, que no podemos dejarla pasar". Con estas palabras expresó ayer el alcalde de Arcos, Isidoro Gambín (PSOE), su profundo malestar por la decisión de la Junta de Andalucía de tumbar, con un informe ambiental en contra, el proyecto para la construcción de un circuito de velocidad en la finca Las Hoces, en el término arcense, pero muy cercano al pantano y el núcleo urbano de Bornos.

"Haremos todo lo legalmente posible para que la Junta reconsidere su decisión", enfatizó el regidor, que adelantó que tanto los promotores del proyecto, la firma Arcos Sun Invest, de capital belga, como el Consistorio serrano presentarán en el plazo de 15 días alegaciones a la Junta.

La administración autonómica ha emitido un informe desfavorable sobre el proyecto al entender que el circuito "supondría un elevado impacto sobre el paisaje de la zona que es difícil que se pueda minimizar", siendo los máximos afectados de las incidencias paisajísticas y acústicas los propios vecinos de Bornos por su proximidad a la construcción.

"Llevo mucho tiempo haciendo gestiones y trasladaré a la Junta los efectos negativos que puede tener este informe para nuestra ciudadanía. Arcos necesita este proyecto para atraer visitantes ¿Qué le puedo decir yo a los 5.000 parados del pueblo que ven una salida en él o las empresas constructoras, que tenían puestas sus esperanzas?", se interrogaba el regidor arcense en una comparecencia pública, en la que no ocultó su sorpresa por la decisión de la Consejería de Medio Ambiente.

Es más, Isidoro Gambín dijo que "las últimas decisiones de la Junta están perjudicando a Arcos. Lo tengo que decir así porque ahora no represento a mi partido sino a la ciudadanía", enfatizó. Gambín se refirió al revés del circuito de velocidad y a la decisión de la Consejería de Salud de trasladar el servicio de resonancia magnética a Villamartín y no prorrogar con una empresa arcense, que tenía antes la concesión administrativa.

El alcalde de Arcos fue más allá en sus críticas y dijo "no entender el cambio de última hora" en el informe desfavorable, que frena la autorización ambiental integrada, que es el último paso para que el circuito sea una realidad. "Hemos ido de la mano con los técnicos de la Junta y me consta que los promotores también", aseveró. Según añadió, "hay razones fundadas" para que la Consejería de Medio Ambiente cambie de opinión en un futuro, a tenor del "informe favorable del avance del PGOU, que recoge este circuito" o varios proyectos adicionales que cuentan con el visto de la administración como "la cesión de las casas de guarda del embalse de Bornos", afirmó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios