Gaditanos en todas partes

  • El último padrón resalta como los municipios con mayor crecimiento de población cuentan con un alto porcentaje de vecinos nacidos en otras localidades

Comentarios 1

Cada uno vive donde quiere, donde puede o donde le dejan. A una mayoría le gustaría vivir allí donde nació, e incluso son cada vez más los trabajadores o parados en busca de un empleo que rechazan ofertas laborales fuera de su lugar tradicional de residencia.

El Instituto Nacional de Estadística, INE, publicó ayer un estudio pormenorizado del padrón municipal cerrado a 1 de enero de 2007 en el que se analiza el movimiento de población atendiendo al lugar de nacimiento y de residencia.

Los datos que muestra el INE reflejan las peculiares característica de la evolución de la población en buena parte de las localidades de la provincia, resaltando sobre todo cómo la mayor parte de aquellas que más han crecido con fuerza en los últimos años ha sido gracias a la aportación de vecinos procedentes de otros puntos de la misma provincia.

El 61,99 por ciento de los gaditanos residen en sus localidades de origen; otro 21,96 por ciento está empadronado en la provincia pero en otra población. Junto a ellos, 51.222 vecinos han nacido en el extranjero y 143.000 en otras provincias del país, entre las que destacan Barcelona y Madrid (con 60.000 gaditanos emigrantes entre ambas).

Chiclana, que ha tenido en la última década un crecimiento espectacular, acercándose ya a los 80.000 habitantes, apenas si tiene a un 38 por ciento de la población natural de la localidad. El 46 por ciento procede del resto de la provincia, presumiblemente de la capital. Un porcentaje similar se alcanza en Puerto Real, aunque aquí los nacidos en otras zonas alcanzan al 50 por ciento del total. San Fernando, la tercera ciudad de la Bahía con fuerte crecimiento en los últimos años, se queda en un 49 por ciento de vecinos autóctonos.

El INE no refleja, por lo menos en este estudio, la procedencia de estos emigrantes.

Otras localidades de la provincia, con una población inferior, tienen más vecinos ajenos a su localidad que naturales de ellas empadronados. Este caso se da en pueblos con un importante desarrollo turístico, como Conil.

Curiosamente, los dos últimos pueblos constituidos en la provincia, Benalup-Casas Viejas y San José del Valle, son los que cuentan empadronados a más vecinos procedentes de otras localidades: el 54,13 por ciento en Benalup y el 85,56 por ciento en el segundo de ellos.

Jerez, que se destaca con claridad como la ciudad con más habitantes de la provincia, es junto a la capital, donde mayor fidelidad hay a la hora de mantener la residencia original, aunque en el caso de Cádiz hay que tener en cuenta la falta de suelo para poder incrementar la población, lo que ha provocado una fuerte emigración y una limitada inmigración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios