La Fiscalía recurre también la absolución del caso dela perrera

La Fiscalía de Cádiz también ha presentado ante la Audiencia Provincial de Cádiz un recurso contra la sentencia que absolvió a los acusados en el caso de la perrera de Puerto Real. La fiscal considera que sí cometieron un delito de maltrato al usar un método cruento para sacrificar a los animales.

La sentencia, dictada por el Juzgado de lo Penal número 4 de Cádiz, absolvió a todos los acusados al considerar que no hubo maltrato porque no hubo ensañamiento, ya que no quisieron causar dolor a los animales de manera intencionada. El juez entiende que los procesados no buscaban directamente el sufrimiento animal sino abaratar costes y hacer con comodidad los sacrificios.

La fiscal dice que los acusados aceptaban el método cruento para los sacrificios

La Fiscalía estima que el hecho de que el móvil perseguido por los acusados fuera económico no impide que haya ensañamiento, ya que esto depende del conocimiento y de la aceptación de que el procedimiento empleado era cruento y producía una muerte agónica. La propia sentencia admite que esas circunstancias sí se daban: que los acusados sabían que el método era cruento. Por tanto, la Fiscalía entiende que sí hubo ensañamiento, ya que los procesados no querían causar daño a los animales pero no hacían nada (pese a que podían hacerlo) para evitar el uso de un método que sí causaba daño.

La organización proteccionista El Refugio, que ejerce la acusación particular en el caso, también ha recurrido la sentencia que absolvió al dueño de la perrera, a la directora de la instalación y a un veterinario, juzgados en noviembre de 2016.

El Refugio denunció los hechos ante el Seprona en junio de 2007 y acusó a los responsables de la perrera de sacrificar allí con Mioflex de manera "indiscriminada" a los animales recogidos. Mioflex es un paralizante muscular que provoca una muerte "cruel y dolorosa".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios