La Feria se despide con algo menos de público que otros años

  • El buen tiempo llevó a la mayoría de los turistas a las playas, y la coincidencia con la Feria de Jerez, hizo que los roteños disfrutaran del real más tranquilos

Los roteños viven desde el pasado jueves 1 de mayo su Feria de Primavera que afronta hoy su recta final.

Durante estos días, el buen ambiente que siempre ha destacado en esta fiesta se volvía a poner de manifiesto y los ciudadanos han disfrutado de unas jornadas tranquilas, no excesivamente masificadas. Y es que dadas las buenas temperaturas que han acompañado este año a la fiesta grande roteña, y que ha llevado a muchos visitantes a llenar las playas como la de La Costilla, o la coincidencia de la Feria roteña con la de la vecina localidad de Jerez de la Frontera, han podido ser motivos que han provocado que este año, los roteños hayan vivido una feria mucho más tranquila y sin agobios.

Esas circunstancias la ha notado incluso la propia Policía Local que según comentaba el jefe de este cuerpo de seguridad, José Luis Mesa, ha registrado un número menor de incidentes con respecto a otras ediciones. La noche del jueves fue de lo más tranquila sin ningún tipo de altercado, mientras que en la noche del viernes la Policía Local tan solo tuvo que intervenir en dos pequeñas reyertas que fueron controladas a tiempo y algún niño perdido de sus familiares.

Al margen de estos breves incidentes, la tranquilidad ha sido la nota común de unos días en los que el recinto ferial roteño ha acogido, como cada año, a cientos de ciudadanos que han disfrutado de las sevillanas y del vino propio de la fiesta, de la manzanilla.

Los más jóvenes, también lo han hecho ambientando las casetas dedicadas a ellos con un ambiente mucho más marchoso que el resto del recinto ferial que a determinadas horas comienza a quedarse vacío.

En la jornada de ayer sábado, fueron muchos los roteños y visitantes los que abarrotaron el real dando así paso al inicio de una jornada en la que el sol brillaba a ratos y las temperaturas bajaron algo, cosa que los asistentes agradecieron.

Enganches de caballos, jinetes y amazonas fueron los verdaderos protagonistas en la jornada de ayer. Ellos dieron colorido a una feria en la que las sevillanas sonaban por todos lados. El ambiente de fiesta se olía en cada rincón enfilando ya el último día de celebración.

El parque de atracciones infantiles, las tómbolas y puestos de venta ambulantes conocieron también durante el fin de semana una buena jornada de ventas aprovechando la cercanía con la localidad y el buen ambiente acogedor y familiar por el que se caracteriza esta feria que abre las puertas de todas sus casetas al público.

Hoy domingo, por su parte y como cada año, los roteños se despiden de su Feria de Primavera de este año 2008, una jornada que viene marcada por la arriada de banderas. Con este acto que tendrá lugar a las doce de la noche se dará por clausurada esta fiesta. Aunque a buen seguro, y teniendo en cuenta que mañana es lunes de resaca y los roteños disfrutan de un día de fiesta local, la jornada de feria no acabará hasta bien entrada la madrugada.

Antes de que la feria enfile sus últimas horas de fiesta, los cientos de roteños que se acerquen hoy por el recinto ferial podrán disfrutar de la entrega de premios del Concurso de Sevillanas en sus distintos grupos y categorías. Asimismo también podrán acudir a la entrega de premios del concurso de caballos en sus diferentes modalidades y de la música que cada año anima, a través de numerosas orquestas, las distintas casetas que componen el real.

Así pues, hoy, los roteños apuran las ganas de vivir de forma intensa una de sus mejores fiestas. Y comienzan ya a pensar en la Feria del próximo año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios