La Feria buscará en la accesibilidad una de sus señas de identidad

  • El reglamento de las casetas incorporó hace años medidas de accesibilidad que no se cumplen

La delegación de Fiestas del Ayuntamiento de Puerto Real está ya volcando todos sus esfuerzos para que la celebración de la Feria, que tendrá lugar del 31 de mayo al 5 de junio, sea un éxito. Uno de los aspectos en los que se pretende destacar este año, en el que se cumple el 175 aniversario de la fiesta, es en la accesibilidad de la Feria.

Por ello, se ha hecho especial hincapié en que todas las casetas que se instalen en el recinto ferial sean accesibles para las personas con movilidad reducida. Lo cierto es que es un aspecto que siempre ha estado en las bases para poder instalar casetas pero que en muchos casos no se ha cumplido, pese a que en las mismas se recoge que el incumplimiento de esta norma puede traer consigo el cierre de la caseta. Sin embargo, el Ayuntamiento ha mirado para otro lado.

La caseta que no sea accesibe o no tenga baños adaptados no podrá abrir al público"

Quien siempre ha estado vigilantes, con mucha insistencia pero con poco éxito, ha sido la Asociación de personas con discapacidad Las Canteras, que cada año realiza un inspección al inicio de la Feria para valorar la accesibilidad de los recintos.

El pasado año, solo cinco de las 19 casetas tenían aseos adaptados. Además, había dos de ellas que ni tan siquiera eran accesibles puesto que en su entrada tenía un escalón que lo impedía.

Ahora, el Ayuntamiento dice creer imprescindible que la Feria, como espectáculo masivo y de gran influencia en la población, sea accesible para toda la ciudadanía, y es su compromiso el garantizarlo. "El objetivo es que la Feria sea 100% accesible y que sea uno de su distintivos de calidad. Aunque es cierto que las bases de las casetas siempre lo han recogido, este año vamos a ser especialmente escrupulosos y quien la incumpla no podrá abrir la caseta", asegura el edil de Fiestas, Alfredo Charques.

Por ello, se tendrá en cuenta en la valoración de las solicitudes de casetas a la hora de asignar las parcelas, la presentación de un Plan de Accesibilidad que recoja todas las acciones que el solicitante se comprometa a llevar a cabo para facilitar el acceso. A modo de ejemplo, se propone colocar una zona de barra con altura reducida o la atención por camareros en mesa a las personas con movilidad reducida.

Referente a los aseos, es obligatorio que exista al menos uno adaptado a personas con movilidad reducida, a cota cero, independientemente del tamaño de la caseta.

Por su parte, el Ayuntamiento premiará con el reconocimiento de 'Caseta más accesible' a la que, aparte de cumplir con estas obligaciones, se esmere en facilitar el disfrute de la Feria a las personas con movilidad reducida y presente el Plan de Accesibilidad más destacado. "Creemos que es algo muy positivo para la fiesta y para las personas de Puerto Real y para quienes nos visitan esos días", finaliza Charques.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios