Fallece un hombre en La Isla por la caída de un barco en la marina seca

  • Sebastián García, chiclanero de 44 años, acudía al puerto de Gallineras con un amigo que iba a comprar una embarcación, la cual revisaban ambos cuando ésta cayó

Un hombre falleció ayer en La Isla por la caída de una embarcación que se encontraba en la marina seca de la Empresa Pública de Puertos de Andalucía (EPPA), situada junto al puerto deportivo de Gallineras. El trágico accidente se produjo a las siete de la tarde del martes, ya caída la noche, cuando Sebastián García Mateos, chiclanero de 44 años, acudió con un amigo a este caladero con la intención éste último de adquirir uno de los barcos allí atracados. Por este motivo, tanto Sebastián García como su compañero, M.A.M., se dispusieron a conocerlo a fondo, de tal modo que ambos subieron a su interior, que se encontraba alzado, como es habitual en los barcos que están en la marina seca, sobre unos calzos que lo elevan sobre el nivel del suelo para evitar que el casco del mismo se dañe por el contacto.

De esta manera, según testigos de los hechos, fue cuando los dos se dirigieron a la proa de la embarcación cuando ésta se desestabilizó y cayó hacia uno de los lados, golpeando por alcance a otra que también se precipitó contra el suelo. Con las dos embarcaciones cayeron también los dos hombres, sufriendo la peor suerte Sebastián García Mateos, que recibió el choque de ambas barcas en su propio cuerpo, causándole traumatismos de consideración en el tórax. Su amigo, sin embargo, tenía heridas de carácter leve.

Inmediatamente se procedió a la llamada de los servicios de emergencia del 061, quienes acudieron al lugar del accidente en Gallineras, donde el hombre permanecía en el suelo con un fuerte golpe y arropado con una manta que había cedido uno de los miembros del club náutico ante la tardanza de la ambulancia, según su propia versión.

Ésta trasladó a los dos al hospital Puerta del Mar de Cádiz, donde se determinó que el hombre presentaba diversos hematomas en el tronco, con posibles daños en los órganos vitales. Su ingreso se producía ya en la noche del martes y en la madrugada del miércoles se certificaba su fallecimiento.

Por el momento, tal y como aseguraban fuentes policiales, no ha quedado resuelta cuál fue la razón que causó la caída de la embarcación. Para averiguarlo, el Juzgado de instrucción número dos de San Fernando, encargado de la instrucción del caso, ha solicitado los servicios de la unidad judicial de la Comisaría de la Policía Nacional. Varias son las hipótesis que se manejan, entre ellas que hubiera unos calzos en mal estado o que estuvieran colocados en la embarcación de manera deficitaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios