Esisa retoma la rehabilitación de 50 viviendas en cinco patios de vecinos

  • La aprobación definitiva del PEPRICH permite a la Empresa de Suelo Isleña desbloquear el programa de transformación de infraviviendas en el casco histórico · Esisa reanuda el convenio suscrito con la Junta

La aprobación definitiva del Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Casco Histórico (PEPRICH), además de desbloquear actuaciones como el hotel de la casa Lazaga o la biblioteca del patio Olea, ha dejado vía libre a la Empresa de Suelo Isleña (Esisa) para retomar el programa de transformación de infraviviendas que tan buenos resultados dio en el pasado y que llevaba tres años prácticamente paralizado -aunque se habían emprendido algunas actuaciones aisladas, en fincas situadas fuera del casco histórico- y a la espera de que se resolviera la dificultosa tramitación de este documento.

Aunque todavía habrá que esperar a que el refundido PEPRICH avance en sus últimos pasos administrativos para que entre en vigor, Esisa ha retomado el proyecto y los contactos con la Consejería de Obras Públicas para relanzar el cuarto programa de infravivienda, que permitirá la rehabilitación de hasta cincuenta viviendas en distintos patios de vecinos de la ciudad.

Se trata de actuaciones similares a las abordadas ya con anterioridad en otras fincas -San Ignacio, Real, Marconi, Carmen, San José- y que permiten la rehabilitación y recuperación de antiguos patios de vecinos, donde sus inquilinos son realojados en perfectas condiciones de habitabilidad. Además, el incremento de edificabilidad de las fincas permite alojar también a nuevos vecinos -en numerosos casos a personas mayores, según el convenio que la empresa pública mantiene con la Fundación Municipal de Servicios Sociales- reduciendo así la demanda de vivienda protegida.

Según explicó a este periódico el gerente de Esisa, Lorenzo Braojos, existe desde hace tres años un convenio de actuación global que contempla la rehabilitación de 50 nuevas viviendas con cargo a este programa, si bien es necesario todavía suscribir un convenio de ejecución que dividirá la actuación prevista en dos fases, de 25 viviendas cada una de ellas.

Los trámites previos al inicio de las obras de rehabilitación serán más complicados debido al largo tiempo transcurrido, que obligará a una actualización de los presupuestos a un reajuste de la actuación a las nuevas normativas vigentes. Con todo, Esisa confía en sacar adelante este acuerdo en los próximos meses para que las primeras obras puedan ser licitadas y adjudicadas antes de que acabe 2008.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios