Escasos fieles conmemoran el 123 aniversario del patronazgo de La Oliva

  • La celebración de la romería en un día entre semana ha mermado la presencia de muchas personas en torno al santuario que se encuentra entre Vejer y Barbate

Fue un 7 de mayo de 1885 cuando el Papa León XII concedió el patronazgo a la Virgen de la Oliva, un respaldo Pontificio que tiene cada año la respuesta de los fieles y devotos de la Patrona y alcaldesa perpetua de Vejer, aunque en esta ocasión, la celebración de esta tradicional romería en un día entre semana ha mermado la presencia de muchas personas en torno al santuario que se encuentra a mitad de camino de las poblaciones jandeñas de Vejer y Barbate, localidad ésta última que hasta hace unos años también consideraba esta fecha como fiesta local, lo que hacía sumar muchos más vecinos a esta cita.

Aunque sopló con fuerza el viento de Levante, el calor protagonizó esta jornada festiva en la localidad vejeriega desde donde partieron a primera hora de la mañana muchos vecinos a pie y otros tantos en sus vehículos particulares, así como en el autobús urbano que amplió su recorrido hasta la ermita.

Con motivo de dicha conmemoración la junta de gobierno de la hermandad de la Oliva organizó una serie de actos en los que colaboró el Ayuntamiento de la localidad y las distintas peñas caballistas del municipio, aunque destacaron que el número de jinetes también descendió con respecto a otras romerías anteriores.

Sobre las doce y media de la mañana se celebró una eucaristía concelebrada, tras la que se ofreció una comida de convivencia con degustación de estofado de carne de ternera, las tradicionales papas aliñas y cervezas par refrescar las gargantas de los romeros.

El momento más destacado de la jornada se produjo sobre las siete de la tarde al iniciarse la procesión solemne de la patrona de Vejer, la Virgen de la Oliva, por los alrededores del santuario que estaba presidida por el alcalde de Vejer, Antonio Jesús Verdú, el hermano mayor José García y el párroco del Divino Salvador, Juan José Mateos. El reparto de estampas y ramos de olivo pusieron la culminación a la romería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios