Emotivo pregón de Miguel Ángel Novo a la Vírgen de la Amargura

  • El pregonero resaltó la vinculación de la imagen con el barrio la Jarcia y las 512 viviendas

La parroquia de San Benito Abad acogió el pasado domingo, el tradicional Pregón a la Virgen de la Amargura, titular de la cofradía puertorrealeña de la Vera-Cruz, que en esta edición corrió a cargo de Miguel Ángel Novo Pérez, hermano mayor de la hermandad gaditana de Jesús de Las Penas y María Santísima de la Caridad.

El acto fue presentado por Francisco Moscoso Parra, hermano de la misma corporación cofrade de Cádiz, quien resaltó la trayectoria del pregonero y la calidad poética que expresa en todas sus disertaciones.

El evento, contó con la presencia de la junta de gobierno de la hermandad, la teniente de alcalde delegada de Cultura, Lola Sanisidro, el presidente del consejo local de hermandades , Francisco Domínguez, la diputada provincial de Cultura, Ana Mosquera, miembros de la corporación municipal, así como una nutrida representación de cofradías puertorrealeñas y de la hermandad de la Humildad y Paciencia de Cádiz.

Cabe resaltar, la emotividad y la sensibilidad cofrade que impregnaron las palabras de Novo Pérez durante su intervención. Así, el gaditano, basó su alocución intercalando la prosa y el verso, haciendo un recorrido por la estación penitencial de la cofradía en la noche del Miércoles Santo y su vinculación a los barrios de la Jarcia y 512 viviendas.

De este modo, el pregonero puso todo su cariño en ofrecer los mejores versos a la que nombró como "reina de San Benito y emperatriz de la Jarcia", que hicieron brotar fuertes sentimientos entre todos los presentes. Un hecho que se dejó traslucir en el apoyo constante del público que con sus aplausos supo recompensar a Novo Pérez, que emocionado supo calar en lo más hondo de los hermanos de la Vera-Cruz. Al final del acto el hermano mayor, Manolo Miranda, como muestra de agradecimiento, entregó al pregonero un recuerdo por tan magnífico pregón.

Cabe recordar que con anterioridad, la cofradía celebró el triduo en honor a sus titulares, habiendo ocupado la cátedra fray Martín Alexis González Gaspar, dominico del convento de Santo Domingo de Jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios