Ecologistas denuncian las reparaciones de un submarino nuclear en la base de Gibraltar

Verdemar-ecologistas en Acción ha señalado que se están haciendo reparaciones en el submarino USS 'John Warner', recalado en la base militar de Gibraltar desde el 25 de marzo. En este sentido, ha recordado que el Gobierno gibraltareño "dijo que solo era una estancia costa de avituallamiento", según han indicado desde esta organización.

Además, han "alertado" del "riesgo que corre el Estrecho con la presencia y reparación de este tipo de buques de propulsión nuclear en Gibraltar". Según han señalado, al submarino de la clase Virginia USS 'John Warner' "se le está reparando la vela y otros equipo de navegabilidad".

Verdemar-Ecologistas en Acción ha recordado que este submarino fue botado el 1 de agosto de 2015 en la Estación Naval de Norfolk, en el estado de Virginia, y está equipado con 12 instalaciones de misiles de crucero Tomahawk y con cuatro depósitos para torpedos pesados MK 48. "Desgraciadamente el puerto de Gibraltar sigue albergando y reparando estas bombas flotantes", ha afirmado Verdemar-Ecologistas, que ha recordado que el 20 de julio de 2016 atracaba el submarino británico HMS 'Ambusch' "después de colisionar con un buque mercante, que también sufrió una avería en la vela y terminó su reparación en la base de Faslane (Escocia)".

Los ecologistas han anunciado que denunciarán que se siguen haciendo reparaciones en un puerto con catalogación "Z" (sólo avituallamiento y descanso de la tripulación), "incumpliendo el Tratado de Euraton, que prevé la adopción sobre medidas de protección sanitaria aplicables y sobre el comportamiento a seguir en caso de emergencia radiológica y normas básicas relativas a la protección sanitaria de los trabajadores y de la población contra los riesgos que resultan de las radiaciones ionizantes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios