Ebro Puleva confirma su renuncia a la planta de biodiésel de Jédula

  • La empresa comunicó oficialmente su decisión a la Delegación de Innovación · A cambio, la empresa reforzará la azucarera de El Portal con un centro logístico y una planta de generación de gas natural

Ebro Puleva certificó ayer de forma oficial la noticia que ya había adelantado este periódico: su renuncia a invertir en la planta de biodiésel prevista en Jédula. Ayer, la compañía comunicó a la delegada provincial de Innovación, Ciencia y Empresas de la Junta de Andalucía en Cádiz, Angelines Ortiz, que abandona la inversión prevista en esta pedanía de Arcos, aunque señaló que potenciarán su presencia inversora en la provincia a través de la azucarera de El Portal.

Según indicaron fuentes de la Delegación, el motivo alegado por el Grupo Ebro Puleva para la paralización de la inversión de la planta de Jédula es que se trata de "una decisión empresarial impuesta por las circunstancias coyunturales del mercado de biodiésel".

No obstante, Ebro Puleva confirmó su intención de mantener su presencia inversora en la provincia a través de la modernización de la azucarera de El Portal, en el término municipal de Jerez, lo cual incluirá un centro logístico y una planta de cogeneración eléctrica de gas natural.

Según indicaron las mismas fuentes, los empresarios explicaron a la delegada de Innovación, Ciencia y Empresa que esos proyectos para El Portal "aseguran el nivel de empleo previsto para la planta de biodiésel de Jédula", estimado en 40 empleos.

La firma frena este macroproyecto después de que pusiera hace un año la primera piedra para levantar esta planta, en la que estaba prevista la producción de 200.000 toneladas anuales de biocarburantes y la creación de medio centenar de nuevos puestos de trabajo.

Ayer, el parlamentario andaluz de IU por Cádiz, Ignacio García, se refirió en rueda de prensa a este asunto y aseguró que la crisis de los biocarburantes en la provincia "tendrá graves efectos, porque era la base para la recolocación de los ex trabajadores de Delphi". En ese sentido, García añadió que "la política industrial de la Junta tiene mucho de márketing y de fachada; es lamentable que se produzcan situaciones como la de Jédula, que demuestran la fragilidad de la política industrial en Andalucía, pese a tener la Junta dos consejerías como son la de Innovación y la de Empleo". Por eso, Ignacio García adelantó ayer que pedirá un debate en el Parlamento Andaluz sobre los biocarburantes, "porque se ha vendido como la panacea de la creación de empleo y ha resultado ser el cuento de la lechera".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios