Diputación vuelve a reclamar

  • El pleno provincial insiste en pedir el fin del peaje, apoya a las almadrabas y solicita mejoras en el PFEA

El equipo de gobierno de la Diputación levanta la mano para votar un punto del pleno de ayer. El equipo de gobierno de la Diputación levanta la mano para votar un punto del pleno de ayer.

El equipo de gobierno de la Diputación levanta la mano para votar un punto del pleno de ayer. / jesús marín

Los diputados provinciales levantaron ayer la mano para aprobar mociones por el fin del peaje, de apoyo a las almadrabas o por la mejora en el sector agrario de la provincia,... No es la primera vez, ni será la última, que se posicionan sobre estos asuntos en el pleno de la Diputación. Cada cierto tiempo, en las sesiones aparecen estos ya 'clásicos' temas y hay que levantar la mano otra vez ante unas soluciones que parece que no llegan pese a la insistencia.

En el caso del peaje de la autopista a Sevilla, fue el PSOE el que de nuevo reclamó su fin "inmediato". Encarnación Niño, su portavoz, dijo que era necesario "poner el foco" ante la subida del precio a los usuarios o el rescate de autopistas en otros puntos del país. "En la Junta de Andalucía tiene que ser todo perfecto", respondía el portavoz del PP, José Loaiza, que se quejaba de que la mayoría de mociones socialistas iban contra el Gobierno central.

Sí hubo unión para apoyar al sector alamadrabero. Todos los grupos, en una moción conjunta, instaron al Gobierno y a la UE a defender ante la ICCAT que no se pierda cuota, que se clarifique el reparto del 5% discrecional del fondo de maniobra o que levante la suspensión temporal de la licencia de Sancti Petri. De forma conjunta, pidieron también solicitar la inclusión de la Diputación de Cádiz en la Comisión Nacional para la conmemoración del V centenario de la primera vuelta al mundo, que se celebrará entre los años 2019 y 2022 y en la que Sanlúcar de Barrameda tendrá un papel protagonista.

El asunto que no por repetido dejó de traer cola fue la reforma del Programa de Fomento de Empleo Agrario (PFEA). Aunque todos votaron a favor de un programa extraordinario y eliminar peonadas, una afirmación de la portavoz del Ganemos Jerez, Ángeles González, creó revuelo. La diputada jerezana dijo que había trabajadores que compraban las peonadas a los empresarios. "Me he quedado estupefacta", le respondió la socialista Isabel Moreno, que defendía el punto. "Lo que queremos es que no haya síntomas de pobreza en esa población", se defendió. "Son afirmaciones gravísimas", intervino la presidenta de la Diputación, Irene García, y más cuando antes se había pedido declarar non grata a una persona por afirmaciones que van en esa línea, añadía.

García se refería a la petición de Ganemos Jerez para declarar non grato al empresario cordobés Miguel Ángel Tamarit, que calificó a los gaditanos como personas "poco trabajadoras". El PSOE apostó más por mostrar el rechazo a esas declaraciones en sí, ya que el empresario se disculpó, pero la moción no se modificó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios